jueves, 8 de noviembre de 2007

DEMASIADOS PRESIDENTES DE LA GENERALITAT

Ayer recordé algo respecto a lo que hablábamos el otro día acerca de las mentiras que algunos políticos incluyen en sus conceptos nacionales. Era en el artículo de los colonialismos. Decíamos que muchas de las reivindicaciones históricas que argumentan los nacionalistas para construir su proyecto de identidad nacional son evidentes mentiras, como la inexistente Catalunya Nord o el Gran Euskadi que nunca existió. Por lo general, esas trolas cuelan con facilidad. Con tanta facilidad que a veces uno se pregunta si la gente realmente piensa o prefiere que le den algo fácil de digerir y a otra cosa.

Digo eso por una razón. Casi diariamente recorto los artículos que me parecen más interesantes de los periódicos y los voy archivando en una carpetilla. Al cabo de unos meses, cuando la carpetilla rebosa de papeles lacios y amarillentos, hago una limpieza y acabo tirándolos todos a la basura. Pues bien. Ayer, repasando el archivo, di con una noticia que hizo que me riera durante un buen rato. Hablaba del nombramiento de José Montilla como el presidente número 128 de la Generalitat. Recuerdo que en esas fechas se repitió hasta el hastío ese número: 128.

Hace ya bastantes años estudié que la Generalitat nació hacia 1931 sobre lo que anteriormente se había llamado la Mancomunitat. Según mis cálculos, entonces, habría habido siete presidentes de la Generalitat de Cataluña: Macià, Companys, Irla, Tarradellas, Pujol, Maragall y Montilla. No hay nada de malo en ello, ¿verdad? Pues parece que sí lo hay. El caso es que no estoy seguro de que la fecha de nacimiento de la Generalitat fuese 1931 ó 1932 y, por lo tanto, he buscado como un loco en todas las fuentes a mi alcance. Ni rastro. Al más puro estilo de 1984, la novela de Orwell, cualquier información al respecto ha desaparecido de la faz de la Tierra. Lo que hay en su lugar es un andarse por las ramas que no lleva a ninguna parte (que si viene de aquí o que si viene de allá, pero nunca una fecha concreta). Ignoro también el día y la hora en que tuvo su origen el término Presidente, pero sospecho que fue en los tiempos de la Revolución francesa o, como mucho, en los de la norteamericana. Nunca antes.

De un modo u otro, el mandato de un presidente suele durar cuatro o seis años. Tenemos el caso de Jordi Pujol, claro está, cuyas similitudes con Francisco Franco le llevaron a gobernar casi el mismo tiempo que el citado general, pero ahora no viene al caso y desviaría nuestra atención de lo que realmente nos importa. O sea que, por aquello de hacer un promedio más o menos justo, vamos a tomar la cifra de siete años. Siete años de gobierno por cada presidente. El asunto está, entonces, en multiplicar 128 presidentes por 7 años de mandato. De esa manera sabremos en qué fecha gobernó el primer presidente de la Generalitat, ¿no es así? Bueno, pues 128 por 7 son 896, que, restados de 2007 nos da, como resultado, el año de 1111. Es decir que, aproximadamente cuando los hijos de Sancho el Mayor batallaban con lanza y hacha de guerra, en Cataluña gobernaba no un conde o un señor feudal, sino un presidente.

El asunto es más grave de lo que parece. Los constructores de la historia pretenden lanzar así el mensaje de que Cataluña se ha autogobernado desde la Edad Media; que, además, ese gobierno siempre se ha llamado Generalitat; y que, en función de esa precoz presidencia de la que presumen, el autogobierno mencionado ha tenido siempre un carácter popular y democrático. No sé. Es como si, por el hecho de ser más antigua, una institución tuviese que ser más legítima. Y eso es absurdo, claro. La Iglesia lleva dos mil años funcionando y es un fraude. Lo que pasa es que el asunto de los supuestos presidentes medievales también es cómico. Imaginar a un presidente con arcabuz es de carcajada. Y eso que los nacionalistas aún podían haber llegado más lejos en la búsqueda absurda de precedentes. Si, además de los guerreros del Medievo, nos vamos más allá y contamos los reyezuelos con taparrabos que gobernaron las tribus de las tierras catalanas en el Neolítico, podríamos decir que Montilla no es el presidente número 128, sino el 45987. Cataluña sería mucho más antigua y nos quedaríamos igual de anchos.

(En la foto, el primer presidente de la Generalitat de Cataluña. La imagen está extraída de www.lavozdelsandinismo.com)


33 comentarios:

mar sarto dijo...

Me ha dejado sin palabras tu pequeño gran ensayo. Sencillamente, impresionante.
Me he doblado en dos del ataque de risa que me ha cogido.
Pero oye, a lo mejor también cuentan al presidente de escalera, al presidente de la limpieza, al presidente de asesoría de imagen, al presidente de normalització lingüística, no sé; ahí en la Generalitat debe de haber muchos cargos importantes, no?

mike dijo...

Desde luego tienes unos argumentos muy interesantes, aunque tengo unas ideas diferentes a las tuyas al respecto, creo que Cataluña tiene su propia lengua que le da una identidad propia y en epoca de Franco fué sometida , ninguneada, y ultrajada, como decía mi padre que bien conoces cuando argumentaba al respecto siempre comenzaba ...si yo quiero mucho a Cataluña para luego pisotearla a más no poder, gracias a dios , mucha gente como mi padre se han marchado muy lejos ,buf! que alivio.
Yo llevo 3 años y medio hablando catalán los años que tiene Daniel mi hijo, y espero que lo hable con más soltura que Montilla, y que se sienta orgullosos de haber nacido en Cataluña, me da mucha rabia ver a marroquies y africanos que hablan catalán como si hubieran nacido en el emporda y nosotros que llevamos aquí toda la vida no se porqué no hagamos ningún esfuerzo, en fín es cuestión se tiempo cuando muera nuestra generación , nuestros hiijos hablará un Catalán perfecto y se sentirán orgullosos de serlo, he dicho.
un abrazo.
Mike

moncho dijo...

A mi no me extraña nada esa confusión entre presidentes y señores feudales, es muy nacionalista.

Aquí en Galicia pretendieron convencernos de que éramos celtas, hasta que descubrieron que los de Zaragoza también lo fueron. Ahora nos dicen que somos suevos, porque parece ser que más allá de piedrafita solo hubo visigodos...

De lo que no dicen nada es del imperio romano, que nos trajo el idioma, el pan, el vino, los puertos, los faros, las vías de comunicación, los puentes, la arquitectura, la ingeniería, la organización del territorio, el arado,... Ya se sabe, eran unos cochinos imperialistas.

Tampoco les gustan mucho los reyes católicos, por aquello que dijo Isabel de "la doma y castración del reyno de Galicia". Es cierto, la dama se pasó un pelo, pero los condes de Lemos no parecían ser unos grandes gobernantes... Mientras los reyes católicos acabaron con el feudalismo, apartando del poder a los nobles y rodeándose de gente culta, salida de las universidades, y nos trajeron el renacimiento, el humanismo, y uno de los primeros estados modernos de Europa, los condes de Lemos y el duque de Andrade estaban de cacería por sus feudos. Vamos, que aquellos reyes además de católicos eran también unos cochinos imperialistas...

En fin, parece ser que si la luz no es oriunda de Nuestra Nazión es preferible quedarse a oscuras. Total ¿qué mas da un presidente democrático que un señor feudal, eso sí, con pedigrí?

Nos vemos.

moncho dijo...

Acerca de la identidad...

Esta se la dedico a mike, con cariño.

A una nación ¿qué cosa le otorga su identidad? ¿es el didoma, la religión, o acaso esa manera tan especial de cocinar las habichuelas...? ¿quizás esos gorritos tan peculiares que llevan los paisanos en los días de fiesta, o la belleza de sus mozas cuando el sol pasa por el punto Aries, en el equinoccio de primavera?

Yo creo que la respuesta, si es que existe, no puede estar en el idioma. Los idiomas están, por definición y razón de utilidad, completamente vacíos de signifiado: son herramientas que han de servir para comunicar TODOS LOS SIGNIFICADOS POSIBLES, por eso ellos mismos carecen de contenido. Y si no lo hacen es mas bien un defecto que una virtud. Yo creo que en Europa, ya sea en portugués, en inglés y hasta en bielorruso, llevamos más de diez siglos pensando y hablando de lo mismo.

¿Por qué no puede un catalán hablar con su novia, escribir un libro, o incluso rodar una película en inglés, sin dejar de ser catalán? De hecho hay muchos que lo hacen habitualmente.

A mi mi identidad ni me la dió ni me la quita nadie. Digo.

mike dijo...

Despues de haber estudiado Francés durante 5 AÑOS en la EOI por que mis hermanos están casados con francesas, y logicamente vamos mucho a Francia. Despues de ir durante 7 años a Albacete a veranear al pueblo de mi madre...
I ver lo que piensan el resto de España de nosotros los catalanes(que somos poco solidarios, que solo hacemos que pedir,que se habran creido estos catalanes?)muchos catalanes que antes ni nos lo planteabamos, nos hemos radicalizado y hemos dicho ¿ha!si..?pues ahora os vais a enterar y os quejareis con razón.
En fin que si voy a Francia preparandome un poquito estudiando sus costumbres y su lengua, pués mira nací en Barcelona hace 45 años y a partir de ahora me voy a esforzar un poquito y venga! a estudiar catalán(que todo sea dicho esmuy bonito y muy facil).
eN FIN QUE MUCHOS CATALANES NO queremos pertenecer a una España que nos desprecia diariamente porque mucha gente se cree lo que dicen los medios de comunicación COPES Y OTRAS...
hasta luego.
mike

mar sarto dijo...

Pues Mike, a mí me gustaría que tu hijo no se sintiera "orgulloso" de haber nacido en Cataluña. Me gustaría que tu hijo se sintiera "feliz" y "a gusto con su identidad" pero no "orgulloso". Eso es lo que nos mata precisamente: el orgullo. Y en cuanto a lo de "radicalizarse" y actuar en consecuencia para dar congruencia a los motivos de la gente que le pone a uno verde, pues que quieres que te diga; más valdría darles motivos para que dejen de hacerlo demostrándoles que los catalanes no somos así. Yo soy madrileña, hija de padre catalán y madre menorquina y por mis venas corre sangre catalana pero el hecho de haber nacido y vivido en Madrid me ha dado otra perpectiva del "asunto catalán". (tengo el corasón partío) Desgraciadamente cuando uno sale fuera de Cataluña, se da cuenta de que la gente es más abierta, más hospitalaria y menos interesada. Tengo entendido que los gallegos lo soy mucho, Moncho; hospitalarios quiero decir. Eso no sisgnifica que los catalanes no tengan muchas virtudes, son inteligentes, serios, pero, en mi opinión, esas "cositas" deberían de arreglarlas.
Bueno, Mike, supongo que eres el hermano de Estela. Hasta ahora no te había reconocido. No se si te acuerdas de mí pero te mando un beso muy afectuoso. Y enhorabuena por tu paternidad.

José Luis Galiano dijo...

Un poco de tranquilidad, que os estais yendo por los cerros de Ubeda. El articulo no hablaba de otra cosa que de poner en duda el numero de presidents de la Generalitat y en cuanto a eso no tengo mas datos que los presidents de la Generalitat se cuentan desde el siglo XIV, al margen del nombre que tuviera la Istitucion, y en tal caso el calculo parece que cuadra. No tengo muchos mas datos, pero puedo añadir uno curioso: Montilla no es el primer president de origen no catalan, anteriormente se dieron varios:
1428-1431 Domingo Ram (nacido en Morella pero de familia aragonesa)
1446-1449 Pero Ximénez de Urrea (de la importante familia nobiliar)
1479-1482 Berenguer de Sos
1491-1494 Joan de Peralta
1500-1503 Alfonso de Aragón
1504-1506 Gonzalo Fernández de Heredia
1512-1514 Joan de Aragón, conde de Ribagorza

Tranquilitzeu-vos una mica, siusplau.

José Luis Galiano dijo...

He encontrado mas datos en:
actualidad.terra.es
Parece que ha habido mas presidents andaluces y hasta uno de LOGROÑO.
Cito:

El primer secretario del PSC, José Montilla, será el tercer presidente de la Generalitat de origen andaluz, ya que Luis de Tena, natural de Guadix (Granada), y Alfonso de Sotomayor, nacido en Carmona (Sevilla), ya presidieron la Generalitat en el siglo XVII.

El historiador Joan B. Culla explicó a Efe que 'hay como mínimo bien documentados trece presidentes' de la Generalitat medieval y moderna, es decir, antes de su abolición en 1714, que nacieron fuera de Cataluña, en lugares como Valencia, Zaragoza, Teruel, Castilla, Logroño e incluso Nápoles, entonces perteneciente a la Corona de Aragón y Cataluña, además de Andalucía, de donde eran Tena y Sotomayor.

Según explica Culla, las Cortes Catalanas tenían entonces tres 'brazos': el eclesiástico, el nobiliario o militar y el burgués o urbano, cada uno de los cuales escogía tres diputados, y uno de ellos se convertía en presidente de la Generalitat por trienios.

Se da la circunstancia de que todos los presidentes de la Generalitat medieval y moderna de origen no catalán son del brazo eclesiástico, mientras que los que formaban parte de los otros dos estamentos acostumbraban a nacer en Cataluña.

Luis de Tena, natural de Guadix y presidente de la Generalitat entre 1617 y 1620, fue obispo de Tortosa (Tarragona), mientras que Alfonso de Sotomayor, nacido en Carmona y presidente de la Generalitat entre 1677 y 1680, fue obispo de Barcelona, según Culla.

El último presidente de la Generalitat de origen no catalán fue Benet Ignasi de Salazar, entre 1689 y 1692, natural de Logroño.

El cordobés de nacimiento y catalán de adopción José Montilla (Iznájar, 1955) será pues el tercer presidente de la Generalitat de origen andaluz y el número 128 en la historia de esta institución.

César Galiano Royo dijo...

Ok. José Luis. Sigue siendo imposible que hubiese un presidente en el siglo XIV del mismo modo que no pudo haber, por ejemplo, un rey constitucional como el que tenemos ahora. Ni el concepto de Constitución existía, ni el de Presidencia.

José Luis Galiano dijo...

Evidentemente que en el siglo XIV no pudo haber un president de la Generalitat constitucional porque la primera constitucion española es la de Cadiz, de 1812. Igualmente tampoco podemos hablar de reyes constitucionales anteriores a esta fecha... pero eso que tiene que ver? No esta considerada Isabel la Catolica como reina de España, con su correspondiente cronologia?

César Galiano Royo dijo...

El hecho de pretender que hubo un presidente de la Generalitat o de donde sea antes de que naciera el término, y por lo tanto el concepto, de Presidente, es un nuevo intento nacionalista para defender que Cataluña ha sido siempre igual que ahora, lo cual es más falso que Díaz de Mera. No puede haber un régimen constitucional antes de la primera Constitución y no puede haber un presidente antes de la primera presidencia, que debe situarse en torno a las primeras revoluciones sociales y políticas; o sea, la francesa y la norteamericana.

mar sarto dijo...

José Luis, pareces una enciclopedia ambulante. Pues me habeis hecho picar la curiosidad entre unos y otros y he encontrado información que amplía la que nos acabas de ofrecer. Reza así: "L'origen de la Generalitat cal cercar-lo en la necessitat que tenien les Corts Reials de disposar d'òrgans executius dels seus acords. Esquemàticament, el procés es pot concretar en diversos moments històrics dels segles XIV i XV.
les Corts designessin dotze diputats amb atribucions ja executives en màteria fiscal i uns "oïdors de comptes" que controlarien l'administració sota l'autoritat de qui ha estat considerat el primer President de la Generalitat, Berenguer de Cruïlles, bisbe de Girona (1359)"...
"Aquesta nova Diputació del General ha estat considerada pels historiadors com el primer embrió de la futura Generalitat".
Está muy bien, José Luis que apeles a la rigurosidad. De todas maneras a mí me ha encantado el ensayo de César. Es divertido y "si mes no" ha provocado que , al menos yo, me enterede que va la película ésta de la Generalitat, porque he de reconocer que no tenía ni idea. Gracias a ambos.

mar sarto dijo...

Veo que seguís con problemas semánticos.

mar sarto dijo...

Fíjate César, que en el texto que os he mostrado dice: "qui ha estat considerat el primer President de la Generalitat". Osea, ha estado considerado, pero no quiere decir que lo fuera. Seguramente nadie le diría: Bon dia señor president.

José Luis Galiano dijo...

Gracias Mar. Esta claro que a Cesar le conviene el cambio de aires sobre el que esta meditando, porque se esta volviendo de un cerril...

César Galiano Royo dijo...

Un respeto, ¿eh? El hecho de que Mar haya dado con un texto escrito por un historiador catalanista no desmiente el argumento contundente de que NO EXISTIERON PRESIDENTES ANTES DEL AÑO 1780, coño.

mar sarto dijo...

Yo creo que lo que dice César se aguanta si se entiende desde un punto de vista de rigurosa semantica. Y si, el texto parece catalanista.

César Galiano Royo dijo...

¿Pero qué semántica ni qué niño secuestrado? Está muy claro que zurzulludo cindiomédico tabula gendo es.

mar sarto dijo...

Es posible que sea como dices, César. No seré yo quien lo niegue porque no domino la materia en absoluto y es verdad que para hablar de un tema primero hay que profundizar en él. Cosa que yo no he hecho.

César Galiano Royo dijo...

Es que los nacionalistas son la leche. El nacionalismo, precisamente, nació como reacción a la Revolución francesa y, sin embargo, pretenden que el concepto de nación existiera antes de haberse inventado. Y no sólo me refiero a los llamados nacionalismos periféricos. El Partido Popular también pretende que España existe desde los Reyes católicos, lo cual es tan salvaje como tantos otros pretendidos orígenes nacionales. Es lo que decíamos: no sé qué legitimidad encuentran en que algo sea algo desde hace un porrón de tiempo. La legitimidad no la da el tiempo precisamente. Y si no, el gobierno de Franco habría sido legítimo porque duró 4o años, ¿no?

mar sarto dijo...

De todas maneras yo insisto en que, en parte, el tema se reduce a una cuestión semántica. Tienes razón César, en que no podía haber presidentes antes y que la Generalitat como tal no existía en el siglo XIV y que los nacionalistas pretenden que Cataluña ha sido siempre igual que ahora; pero si el "orígen" o forma de gobierno parecida a la Generalitat se remonta a ese siglo... pues bueno, tiene fundamento lo que dice José Luis aunque, en cualquier caso, no podríamos hablar extrictamente del presidente de la Generalitat nº 128 como tú bien has dicho. Al sin y al cabo a donde tú querías ir a parar supongo que es a la utilización que hacen los catalanistas de estas cuestiones, absolutamente manipuladora, sensacionalista y de veracidad cuestionable.

César Galiano Royo dijo...

Voy a ver si puedo zanjar la cuestión. El término Presidente lleva aparejados los conceptos de sufragio popular, división de poderes y otras características del Estado moderno que nunca pudieron existir en el siglo XIV. No se trata, pues, de una simple cuestión semántica. Pretender que hubo presidentes antes de Montesquieu, por ejemplo, es inventar la historia.

mar sarto dijo...

amén

mar sarto dijo...

amén

mike dijo...

Vaya! sabía que el tema traería cola, sigo pensando que el resto de España, o como querais decirlo también tiene que hacer el esfuerzo¿no?, o solo nosotros tenemos que hacerlo además de pagar,a ver, mi pàdre también es de madrid ,Mar,y mi madre de Albacete,eso no quiere decir que yo no me sienta de aquí.
Pero el nacionalismo que más miedo me da y a vosotros también, es el español, ya lo demostró Franco durante 40 años,ese es muy peligroso y hay muchos intereses para que este vuelva,pp,cope,abc y no se cuantos más la iglesia que cada día tiene menos adeptos, etc,
Ojo que se haya descentralizado el poder ,noes malo, bien gestionado claro, aunque todo es criticable claro, yo también veo errores en tripartitos y demáss pero me siento más libre, que cuando iba al instituto, la verdad,Jose Luis gracias por la información me ha ido de perlas,(y un abrazo).
Sigo pensando que algunos de nosotros sabe varios idiomas pero nunca nos habíamos planteado estudiar catalán y hacer de el un uso diario, yo personalmente estoy encantado,como bien sabeis mi padre,
estaba muy ligado a FN, y eso marca macho,he vivido ese mundillo,
cristos reyes incluidos en Madrid, y sinceramente prefiero a Esquerra republicana de largo,dicen lo que quieren claramente y sin uso de la violencia y por medios democráticos lo que pasa es que la gente se asusta enseguida cuando oye hablar de cambios y esto
amigos nos guste o no está en continuo cambio.
Hasta el próximo comentario.
Miguel Angel.

mar sarto dijo...

Con permiso de José Luis que acertadamente nos ha hecho notar que nuestros comentarios estaban fuera de lugar y de nuestro querido amigo César, que nos brinda la oportunidad de expresarnos en su blog, diré que
a mí también me da más miedo el nacionalismo español pero creo que es muy triste tener que preferir un nacionalismo a otro.
Confío en que llegue el día en que ninguno de los dos tenga cabida en nuestra querida España.

moncho dijo...

Vaya, parece que el tema da para mucho.

Yo estoy con César: presidentes, presidentes, lo que se dice presidentes, no creo que lo fueran ni Alfonso de Aragón ni el obispo de Barcelona. Quizás estaban sentados en la cabecera de la mesa a la hora de las reuniones, pero de ahí hasta aquí media un trechillo.

Me ha encantado saber por Jose Luis que la Generalitat data del siglo XIV, como la Peste Negra. Fuera bromas, esa es la fecha (1347) que marcó más que ninguna otra la historia de nuestro continente. Europa se refundó sobre sus cenizas a partir de aquella profunda crisis (Jan de Vries, "La urbanización de Europa. 1500-1800").

Por cierto, siento ser pesado, aquellas cenizas eran las del Imperio Romano.

César, España es la traducción del latin Hispania, que significa "tierra de conejos". Las ciudades del mediterráneo son mucho más antiguas que las del norte de Europa, unos dosmil años de media. En aquella época éramos tan sólo una provincia del imperio, o un conjunto de provincias, pero esto ya se llamaba algo parecido a España.

Mike, el catalán es fácil para ti porque es una evolución del latin, igual que el castellano. Y otra cosa: yo creo que eras igual de catalán e igual de idéntico a tí mismo antes de tomar tu decisión que ahora. Lo importante es que puedas decidir en paz y hacer lo que te dé la gana. Me parece muy bien lo que has hecho, pero creo que son tus decisiones y no el idioma que hablas lo que te hace ser tú mismo.

Es decir: somos hijos culturales de los mismos padres. Nuestra cultura es la misma, mucho más hoy en día, aunque también en el pasado, y eso nos permite entendernos perfectamente aunque hablemos distintos idiomas.

Un abrazo a todos.

mar sarto dijo...

Gracias, Moncho, ahora ya entiendo de dónde me viene la afición a las zanahorias. Tengo a la familia amargada con mis insistentes cremas de semejante tubérculo.

moncho dijo...

Amén.

Zanahoribus carotenus tutibus.

César Galiano Royo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
César Galiano Royo dijo...

Moncho:

Es cierto que ya los romanos llamaron Hispania al territorio donde vivimos, pero cuando hablo de España me refiero a la nación española, que no existe hasta por lo menos el siglo XVIII, tras los Decretos de Nueva Planta de Felipe V que se cargan los antiguos reinos de la Corona de Aragón.

Los Reyes Católicos no usaron jamás el título de Reyes de España porque tal cosa no existía. Firmaban como Reyes de Castilla, León, Galicia, Córdoba, Jaén, Sevilla y otos de los territorios que actualmente componen España. Su unión sólo fue dinástica. Como mucho produjo el germen de la nación española.

moncho dijo...

Yo creo que realmente sigue sin existir. No creo en las naciones, mas que como ideas huecas, palabras que cada cual llena a su modo.

Saludos.

mike dijo...

ok Moncho.
Miguel Angel.