martes, 13 de mayo de 2008

La VICEPRESIDENTA y el POLÍGAMO


Parece el título de un cuento: La Vicepresidenta y el Polígamo. De un cuento del siglo XXI, se entiende, o al menos de un cuento posterior a la Ilustración y a la Revolución Francesa. Las princesas y las hadas dejaron de poblar el mundo de los cuentos hace ya unos cuantos años y, en su lugar, no nos queda más remedio que colocar a otras figuras. Lo malo es que no es un cuento. O lo bueno. Porque la verdad es que todo este asunto tiene gracia.

La Vicepresidenta del Gobierno de España, María Teresa Fernández de la Vega, se fotografió este domingo en compañía de tres mujeres africanas en algún rincón de Níger. No sé qué hacía por esas tierras, pero estaba. Y cuando las tres mujeres le pidieron que se hiciera una fotografía con ellas, no lo dudó. Miró a un lado, miró al otro, observó el rostro satisfecho del padre de las muchachas y se dejó fotografiar. No podía haber nada malo en eso, ¿verdad?

Momentos más tarde, nuestra Vicepresidenta estaba horrorizada. Alguien le dijo que el supuesto padre no era tal, sino el orgulloso marido de las tres muchachas. De modo que Fernández de la Vega se había fotografiado junto al fruto de una tradición ancestral que le repugna: la poligamia, algo habitual en algunos países de África.

Bueno. En realidad no ha sucedido nada grave. A nuestra Vicepresidenta sólo le ha pasado lo que les pasa a los pijos cuando, por alguna razón, abandonan sus lujos y sus avenidas arboladas y van a los barrios bajos. Tampoco ellos comprenden los hábitos de muchos habitantes del extrarradio y dicen que les horroriza ese modo de vida, el vicio a la vista de cualquiera, la acumulación de la basura en las esquinas y un montón de indecencias más. ¿Es que no se dan cuenta de que vivir así es indigno? Supongo, sin embargo, que la Vicepresidenta habrá aprendido la lección. Si en lugar de ir a hacerse fotos al Tercer Mundo se hubiera ido a Suecia, no le habría pasado nada.

(La foto de arriba está extraída de elpais)

2 comentarios:

en Kasku dijo...

Sí, leí esta noticia en La Vanguardia, y me pareció de lo mejor que he leído en meses -como para El Cacique-.
Te detallo el tema porque vale la pena: lo que estaba haciendo la De la Vega era "(...) visitar una instalación donde se depuran y empaquetan cientos de miles de kilos de chufas con destino a España (...)" y el tipo de la foto es un empresario local.
Y finalmente, hay que destacar que "(...)lo que la ha llevado a este viaje oficial de tres días a Níger es precisamente la reunión internacional Mujeres para un mundo mejor (...)". Angelita...

moncho dijo...

¡Viva la chufa!