lunes, 12 de mayo de 2008

El MUNDO al REVÉS


Los ignorantes, los cobardes y los que no tienen cerebro suelen culpar de todos los males a los que han llegado de fuera. Es lo más fácil. Todo lo malo nos viene del exterior, dicen los nazionalistas. No aceptan que siempre haya sucedido lo mismo y que su pueblo, como cualquier otro pueblo, tuvo momentos de hambre y necesitó viajar a otras tierras para sobrevivir. Allí también hubo imbéciles, claro. En todas partes hay ignorantes, cobardes y descerebrados que dicen que todo lo malo llega de tierras lejanas.


(En la foto, inmigrantes españoles en 1949. La imagen está extraída de lacomunidad)

1 comentario:

moncho dijo...

No creo en los pueblos, creo en las piernas.

Tenemos las piernas largas y delgadas para recorrer grandes distancias, igual que los perros y las gacelas, y al contrario que los leones y los tigres, que tienen las piernas cortas y fuertes para ganar potencia y cazar en corto. Así que mis abuelos llegaron aquí buscándose la vida, y yo me iré si lo considero necesario.

Yo reclamo mi estirpe africana. Soy descendiente directo de aquel mono que, una vez, se levantó sobre sus patas traseras para poder mirar mejor a las estrellas. Creo que ya te lo había dicho.

Ughhhhhhhh...