viernes, 1 de febrero de 2008

LOS OBISPOS ATACAN DE NUEVO


Haciendo oídos sordos a una de las más conocidas máximas de Jesucristo, Al César lo que es del César y a Dios lo que es Dios, los obispos olvidan de nuevo su misión divina en este mundo y se meten donde no deben. Con motivo de las próximas elecciones generales vuelven a creerse con derecho a aleccionar a los fieles en cuestiones de política y, de paso, sugieren claramente a qué partido hay que votar para no desviarse de la postura actual de la Iglesia. Nada nuevo, pero me gustaría hacer un par de puntualizaciones.

La recientemente publicada Nota de la Conferencia Episcopal Española ante las Elecciones Generales de 2008 no deja cabos sueltos. En ella los obispos desgranan lo más rancio de su ideario en forma de opiniones que, enunciadas en un tono pretendidamente humilde, no pueden engañar a nadie. ¿Los temas? Los que llevan barajando últimamente de una manera obsesiva: el aborto, el matrimonio homosexual, la supuesta necesidad de la religión en la sociedad, el ataque irracional a la asignatura de Educación para la Ciudadanía mientras exigen una educación católica y, por supuesto, su repulsa ante las negociaciones del gobierno socialista con la ETA.

Sólo quiero hacer una pregunta. Ante las elecciones del año 2004, después de que Aznar negociara con la ETA y creyendo que iba a alzarse otra vez con la victoria, ¿los obispos también le exigieron el fin de las negociaciones con los terroristas?


(El dibujo de arriba es de El Roto)


21 comentarios:

José Luis Galiano dijo...

No es facil encontrar un ejercicio de cinismo tan evidente como el que practica la Conferencia Episcopal Española. Si lo que pretenden es recomendar el voto para el PP que lo digan a las claras, sin tapujos, pero ellos "tiran la piedra y esconden la mano" o pretenden "nadar y cuidar la ropa" porque no sea que con sus manifiestos consigan que solo vayan a Misa los votantes del PP.
Los catolicos siempre sacan a colación las terribles atrocidades que hicieron los "rojos" en la guerra civil española, pero si es que la Iglesia enseguida tomó descaradamente partido por el bando nacional. Siempre se ha puesto del lado de la derecha mas recalcitrante, lo cual no es simplemente una opcion politica más o menos reaccionaria o conservadora, sino una defensa del poder y el capital, con las prebendas que eso conlleva. La contradiccion se produce cuando en su ideario manifiestan ser discípulos de Jesús de Nazareth y defender a los pobres y parias de este mundo. El colmo del cinismo!!

mike. dijo...

mike dijo...
Siempre fué muy dificil darle una lógica a todo el tema eclesiástico,ahora ya no saben que hacer, la gente no va a las iglesias, por no haber no hay ni curas,pero a sus fieles les inculcan sus consignas como si de una secta se tratara, votar al PP, no os pongais condones que es pecado,( aunque os vaya la vida en ello),incluso como en el caso del Opus Dei se reparten el poder económico en las empresas, como le paso en una empresa quimica en la que trabaja mi mujer, de repente hecharon a un alto cargo para poner a uno del opus , lo raro es que llegó a oidos de los trabajadores.
mike.

1 de febrero de 2008 22:22

mar sarto dijo...

Buena pregunta César. No hace falta contestarla porque ya conocemos todos la respuesta.

Esa contradicción de la que habla José Luis es tan flagrante que no entiendo ni entenderé jamás como "cuela" y parece que seguirá colando in secula seculorum.
Insito en que cuando un ciudadano de bien llega al vaticano, se le cae la dentadura al suelo.

Toda esa "gentuza" no deben de recordar aquello que dijo Jesús de "en verdad os digo que antes pasará un camello por el ojo de una aguja que un rico en el reino de los cielos" porque sino estarían temblando.
Pero bueno, supongo que para eso han inventado la confesión, para purgarse. Son tan "cortos" que creen que van a engañar al de arriba.

moncho dijo...

Yo me acabo de leer la nota y el único punto en el que no estoy de acuerdo es en el que rechaza los nacionalismos. No sé qué tiene que ver la moral con la unidad de España. Por otra parte también estoy en contra de los nacionalismos, pero no entiendo qué tiene que ver la iglesia con todo esto.

Todo lo demás, pues no es para tanto. Incluso hay algunas cosas que me gustan mucho.

Por otra parte, Jose Luis, pedirle a la iglesia que en la guerra civil española se pusiera del lado de los "rojos" es como pedirle a Ortega Lara que vote a Herri Batasuna. Transcribo literalmente algunos párrafos que estoy leyendo en wikipedia, en la entrada "II República":

"...9 de Diciembre de 1931: La constitución republicana prohíbe los colegios de iniciativa social y los cementerios religiosos también se prohíbe a órdenes religiosas dedicarse a la enseñanza y se abre la puerta a la nacionalización de todos sus bienes, además ordena disolver y confiscar los bienes de las ordenes religiosas que manifiesten su obediencia a la santa sede..."

"...Con todo, la posición de la jerarquía católica y de la mayor parte de los creyentes era bastante opuesta al régimen republicano, tras el asalto y generalizada quema de conventos, iglesias, colegios, bibliotecas y edificios religiosos de los días 10 y 11 de mayo ( de 1931), ante la cómplice pasividad oficial..."

"...9 de Noviembre de 1933, discurso de Largo Caballero, Ministro de Trabajo y posteriormente Presidente del Gobierno por el PSOE, durante la campaña electoral y publicado en el periódico "El Socialista":

“Se dirá: ¡Ah esa es la dictadura del proletariado! Pero ¿es que vivimos en una democracia? Pues ¿qué hay hoy, más que una dictadura de burgueses? Se nos ataca porque vamos contra la propiedad. Efectivamente. Vamos a echar abajo el régimen de propiedad privada. No ocultamos que vamos a la revolución social. ¿Cómo? (Una voz en el público: ‘Como en Rusia´). No nos asusta eso. Vamos, repito, hacía la revolución social… mucho dudo que se pueda conseguir el triunfo dentro de la legalidad. Y en tal caso, camaradas habrá que obtenerlo por la violencia… nosotros respondemos: vamos legalmente hacia la revolución de la sociedad. Pero si no queréis, haremos la revolución violentamente (Gran ovación). Eso dirán los enemigos, es excitar a la guerra civil… Pongámonos en la realidad. Hay una guerra civil… No nos ceguemos camaradas. Lo que pasa es que esta guerra no ha tomado aun los caracteres cruentos que, por fortuna o desgracia, tendrá inexorablemente que tomar. El 19 vamos a las urnas… Mas no olvidéis que los hechos nos llevarán a actos en que hemos de necesitar más energía y más decisión que para ir a las urnas. ¿Excitación al motín? No simplemente decirle a la clase obrera que debe preparase… Tenemos que luchar, como sea, hasta que en la torres y en los edificios oficiales ondee no la bandera tricolor de una República burguesa, sino la bandera roja de la Revolución Socialista”..."

"...7 de octubre (de 1933): una parte del PSOE encabeza un golpe de estado que amenaza con desembocar en un guerra civil; los golpistas forman un "Ejercito Rojo" con 30.000 hombres y deciden lanzarse al asalto de Madrid para tomar el poder, legítimamente en manos de la derecha. Dicho levantamiento armado se salda con 4.000 muertos, entre ellos 35 sacerdotes..."

"...17 de Junio de 1936: Gil Robles denuncia en el parlamento de forma catastrofista los desórdenes habidos desde el 1 de febrero hasta el 15 de junio: "160 iglesias destruidas, 251 asaltos de templos, incendios sofocados, destrozos, intentos de asalto. 269 muertos. 1287 heridos de diferente gravedad. 215 agresiones personales frustradas o cuyas consecuencias no constan. 69 Centros particulares y políticos destruidos, 312 Id. asaltados. 113 huelgas generales, 228 huelgas parciales. 10 periódicos totalmente destruidos, todos de derecha. 83 Asaltos a periódicos, intentos de asalto y destrozos. 146 bombas y artefactos explosivos. 38 recogidos sin explotar." El gobierno del Frente Popular alegaba estar desbordado ante la escalada de violencia entre sectores radicales izquierdistas y derechistas, causada por ambos..."

http://es.wikipedia.org/wiki/Segunda_Rep%C3%BAblica_Espa%C3%B1ola

En serio, una vez leida la nota no creo que estén de parte del poder y del capital, o al menos no es lo que yo deduzco del texto.

Siento no "comulgar" hoy.

mar sarto dijo...

Yo estoy con José Luis y con César.
Negar que la Iglesia católica está de parte del poder y del capital es mucho negar, en mi opinión.
Es más, creo que la propia Iglesia tiene una forma de pensar y actuar cerril e inflexible propia de la derecha más recalcitrante.
Por otra parte, creo que lo que Moncho relata o "denuncia" es absolutamente denunciable. Los asesinatos de católicos y las quemas de las iglesias por parte de los rojos fue un terrible acto de barbarie pero no creo que eso tenga que justificar ninguna forma de actuar por parte de la Iglesia. También fue un acto de barbarie el alzamiento nacional por parte de la derecha.
Yo personalmente no tengo ninguna duda sobre qué ideología provocó la guerra civil y subsidiariamente la quema de las iglesias.

mar sarto dijo...

La "nota" dice:
"Hay que evitar los riesgos de manipulación de la verdad histórica y de la opinión pública en favor de pretensiones particularistas o reivindicaciones ideológicas".
Pero si eso es precisamente lo que está haciendo la conferencia episcopal: manipular la opinión pública en favor de pretensiones particularistas o reivindicaciones ideológicas.
O ¿no es una reivindicación ideológica decir que "no es justo tratar de construir artificialmente una sociedad sin referencias religiosas"? como también dice la "nota".

Y también dice:
"Nos parece que los inmigrantes necesitan especialmente atención y ayuda (...) y quienes no tienen casa ni familia donde acogerse".
Pues en el Vaticano, cabrían unos cuantos. Pero eso de acoger a gente con problemas solo se hace en lugares como la parroquia de San Carlos Borromeo de Entrevías y, por cierto, con la desaprobación de la Iglesia.

moncho dijo...

Hola Mar.

Yo niego que la Iglesia Católica esté de parte del capital y el poder. La iglesia es muy grande, hay mucha gente que se siente parte de ella, y no es justo meterlos a todos en el mismo saco. Creo que en ese sentido Jose Luis y César estaban criticando a la Conferencia Episcopal Española, no al conjunto de la Iglesia Católica.

Hay miles de lugares en todo el mundo en los que miembros de esa iglesia ayudan y acogen a gente con problemas, además de la parroquia de Entrevías.

Por otra parte yo no pretendía denunciar nada, ni justificar nada ni a nadie. Lo único que quería decir es que no me extraña nada que la iglesia se pusise del lado de los que la defendían, en lugar de ponerse del lado de los que la atacaban.

Con esto no quiero decir que ese bando fuese el bueno. En la guerra civil participó toda España, aunque sólo fuese porque no le quedó mas remedio. Eso significa millones de almas en cada lado. Yo me niego a pensar que unos tenían toda la razón y que otros no tenían ninguna. Mis dos abuelos lucharon en el mismo bando y aún así me niego a creer que era el "bueno". Pero también me niego a creer que era el "malo".

A una situación así sólo se puede llegar pensando que tienes toda la razón, que estás en posesión de la verdad absoluta, y que eso te da derecho a actuar violentamente. Dios nos libre de llegar otra vez a ese punto.

mar sarto dijo...

Estoy absolutamente de acuerdo con todo lo que dices, Moncho, excepto con una cosa. Ignoro si en todos los países se da el mismo fenómeno que en España pero yo creo que lo que opina la Conferencia Episcopal Española coincide con la opinión del Vaticano en líneas generales y con la cúpula de la Iglesia Católica. No creo que alguien que difiera del Vaticano pueda mantenerse durante mucho tiempo en un nivel jerárquico superior.
Pero eso no es óbice para que muchos católicos del pueblo llano, feligreses y párrocos, sean personas más abiertas, solidarias y poseedores de una ideología de "centro" o de "izquierda".

De todas maneras, tu fantástico comentario me dió que pensar (esta es la grandeza del blog de César) y me estaba planteando que a lo mejor lo que ocurre no es que la Iglesia se haya acercado históricamente a la derecha sino que quizás haya sido la derecha la que se ha acercado siempre a la Iglesia y ésta al verse apoyada, ha visto con buenos ojos lo que la derecha proponía. Nadie muerde la mano que le da de comer.

mar sarto dijo...

Perdón, Moncho. Me había leído tu comentario muy deprisa.
Estoy absolutamente de acuerdo con todo lo que dices.
De todas maneras yo tampoco estaba denunciando a todo el conjunto de la Iglesia Católica. Solo a la cúpula.

mar sarto dijo...

Bueno a la cúpula de la Iglesia y a toda esa chusma de gente de derechas hipócrita que creen que se van a salvar con su doble moral.

mar sarto dijo...

Y conste que conozco algunas personas de "derechas" buenas personas pero que son de derechas porque no han analizado suficientemente las cosas y porque tienen una buena fe que no se aguantan.

moncho dijo...

Bueno, al menos tú te has leído el texto. Hay mucha gente criticándolo por ahí que ni siquiera se lo ha leído.

"Nos parece que los inmigrantes necesitan especialmente atención y ayuda (...) y quienes no tienen casa ni familia donde acogerse"

¿Es que es tan malo decir esto? ¿Es esto estar de parte del capital y del poder político? ¿Es una afirmación de izquierdas o de derechas?

"Hay que evitar los riesgos de manipulación de la verdad histórica y de la opinión pública en favor de pretensiones particularistas o reivindicaciones ideológicas"

Un comentario bastante agorero, y tirado con evidente intención. Pero ¿Es tan malo lo que dice?

"no es justo tratar de construir artificialmente una sociedad sin referencias religiosas"

Ciertamente, muy discutible. Una opinión mas. Pero, ¿se podría esperar razonablemente otra cosa de un grupo de curas? Sólo defienden sus creencias.

Seguramente que habrá obispos corruptos, pero decir que todos lo son es como decir que todos los dirigentes socialistas son unos chorizos. En honor a la verdad, es una opinión arriesgada. (¿Y si es mentira...?)

La nota es una nota más de los obispos, y el ruido es el de la campaña electoral. En un par de meses no nos acordaremos ni de lo uno ni de lo otro. No tiene mucha importancia.

mar sarto dijo...

Preguntas si es tan malo que la Conferencia Episcopal diga que les parece que los que no tienen casa ni familia donde acogerse requieren especial atención y ayuda.
Pues yo te diré que sí, que es una incoherencia y un ejercicio de cinismo. Porque si la Iglesia Católica no tuviera "nada" material, me parecería bien que lo dijeran, pero para hacer esa afirmación creo que primero deberían de despojarse de todo lo que tienen. Eso sí que sería coherente, porque eso es lo que hizo Jesús y porque eso es lo que predican.
Es alucinante el espacio que tienen en la Ciudad del Vaticano; te aseguro que cabrían muchos refugiados entre sus paredes y solo con vender uno de los bustos que hay en el museo, es posible que pudieran dar de comer a alguna familia. Te has preguntado alguna vez qué hacen con el dinero de recaudan con la visita a su museo?
Mantener el patrimonio con la excusa de que es de la humanidad? Pagar a los guardaespaldas y cuerpo de seguridad?
Creo que si Jesús levantara la cabeza se pondría muy triste.

No sé si todos los obispos son corruptos pero lo que está claro para mí es que todos deben de estar de acuerdo con esa manera de hacer del Vaticano, sino no estarían donde están , bueno a menos que no tengan suficiente capacidad de análisis y estén "ciegos".

Y yo en un par de meses sí que me acordaré de lo que dijo la nota de la Conferencia Episcopal; para mí sí que tiene importancia.

er jose dijo...

moncho,
hola, soy un amiguete de césar, oh césar!
el tema es polémico.
los sociatas van a poder sacarle un partido tremendo ...
tío, ...me quito el sombrero.
hoy en día hay que tener pelendengues para defender según que cosas.
ten cuidao que no te señalen con el dedo!
yo respeto las ideas de cada cual, y sobre todo que uno defienda sus opiniones con naturalidad y que razone los porqués de sus

er jose dijo...

de sus análisis y conclusiones.
moncho chapó!
volviendo a la pregunta concreta de césar oh césar!
claro que no exigieron el fin de las negociaciones durante el gobierno Aznar!
además lo hubieran justificado con mucha facilidad:
hay que buscar la paz,...
hay que fomentar el diálogo por la paz,...
y tal, y tal.
ya solo digo que me pregunto a veces si merece la pena dialogar con según quién y según de qué.
no todo es blanco o negro.
me quedo con el gris.

César dijo...

Jose: A Aznar no le pidieron nada.

moncho dijo...

Yo también estuve en el Vaticano y, la verdad, no me dió muy buena impresión. Y eso que no me dejaron entrar, y no pude ver las riquezas que dicen que hay dentro.

Al llegar a la puerta de la basílica, un seminarista me dijo que no podía pasar porque iba en bermudas. Era el mes de agosto y hacía 40 grados a la sombra.

No entiendo por qué hay tantas riquezas en el Vaticano. No me gusta.

Tampoco me gusta este papa. Además de ser muy feo es un intelectual, un frívolo. No me gustan ni sus trajes impolutos ni su mirada vacía. No confío en él.

Supongo que los obispos españoles viven bien, pero no tengo constancia.

Lo que sí que sé es que mucha gente no sólo escucha sus mensajes sino que les hace caso. No estoy entre ellos, pero sé que en muchos lugares dónde no llegan ni los servicios sociales, allí están ayudando a gente que no tiene nada. Los he visto.

Así que supongo que todo tiene sus luces y sus sombras.

"Nos parece que los inmigrantes necesitan especialmente atención y ayuda (...) y quienes no tienen casa ni familia donde acogerse"

Sin prejuicios, estas palabras son hermosas. Independientemente de quién las diga. Y hoy en día no las dice mucha gente.

¿Conoces a algún obispo?

mar sarto dijo...

Hola Moncho, es un placer "hablar contigo".
Creo que tienes mucha razón en lo que dices. Yo también he visto a mucha gente católica ayudando a gente desinteresadamente.

También he visto a católicos (mi tía sin ir más lejos) defendiendo el apoyo del PP a la guerra de Irak o haciendo apología de los nazis (entre otros, mi ex suegro; muy de misa él y francés de ultraderecha).

Creo que cuando la Iglesia apoya a la derecha con su discurso velado, está dando una excusa a este tipo de católicos para llevar una doble moral. Creen que, si la Iglesia apoya a un partido que a su vez apoya una guerra, es lícito apoyar una guerra. Y ese es uno de los peligros que comporta el que los obispos españoles apoyen casi explícitamente a la derecha española.

Y no, no conozco a ningún obispo pero veo lo que dicen a través de los medios de comunicación y no me gusta. No me gusta que apoyen a un partido que lleva a un país a apoyar una guerra que no quiere, sin molestarse en hacer un referendum (apoyar una guerra es un tema muy serio, creo que los españoles teníamos derecho a que se nos preguntara).

No me gusta que sean tan intolerantes con el tema del aborto. Me parece hipócrita que les parezca bien apoyar a ese partido que apoya la guerra, y por culpa del cual van a morir personas, y que luego se escandalicen porque una chica adolescente quiera hacerse un ra spado en una clínica cuando su supuesto futuro hijo solo es como una lenteja y no un feto formado. Es el ejercicio de cinismo más grande con el que me haya encontrado nunca.

Me parece bien que aboguen por la familia y el matrimonio pero creo que no deberían de meterse a condenar a los homosexuales por el mero hecho de serlo (lo de que se puedan casar y adoptar hijos, es un tema aparte que ahora no viene a cuento mencionar).
Me parece hipócrita, también, que se metan con la "educación para la ciudadanía" que se imparte en las escuelas aludiendo a que los padres tienen derecho a elegir la educación moral que quieren darle a sus hijos cuando lo que han pretendido siempre es imponer ellos esa educación moral en la que ellos creen pasando de lo que opinen los padres.
O que hablen de facilitar el acceso a la vivienda como hicieron en el 2004, cuando están dando apoyo a un gobierno que ha permitido que el negocio inmobiliario fuera un negocio para una minoría que casualmente tiene su ideología política.

A pesar de todo, conozcos muchos católicos buenos. Mis padres sin ir más lejos y, tanta y tanta gente...

mar sarto dijo...

Por cierto, siempre he adorado a las monjitas de mi colegio. Eran tan buenas!
Yo de pequeña quería ser como ellas. Me gustaba la vida que llevaban. Cuando tenía 14 años le dije a una de ellas que quería ser misionera y ella, con mucho más sentido común del que tenía yo en aquel momento, me dijo: ser misionera es muy difícil, lo que pienses ahora puede cambiar más adelante. Si dentro de siete años sigues pensándo lo mismo, hazlo. Y pasados esos siete años, yo ya no estaba pensando en eso precisamente. Esa monjita era sabia.

moncho dijo...

Era sabia y además muy maja. ¡De la que te libraste!

Tienes toda la razón en lo de la guerra de Irak. Fue una auténtica inmoralidad y una cagada bien gorda. Algo más que un gran error: una barbaridad, una salvajada.

No recuerdo bien, pero me extrañaría mucho que la iglesia la hubiese apoyado. Creo que iuncluso la condenaron, pero no me hagas mucho caso.

¿La ultraderecha? Una ideología del miedo, para gente poco inteligente (es mi opinión). Gente con miedo a ser libre, con miedo a todo. Justificar a los nazis lo dice todo... un desastre.

En lo del aborto no sé si te doy la razón. Tengo muchas dudas. Entiendo perfectamente a esa adolescente de la que hablas, y me da mucha pena. No creo que sea un crimen abortar a las dos semanas, no estoy tan seguro a los ocho meses y medio. Mas bien creo que sí lo es. Y entre esos dos momentos, pues sabe dios lo que pasa. Es un terreno pantanoso. No sé que pensar.

No sé, la verdad es que ya me cansa un poco lo de defender a los curas, y más a los obispos, pero la verdad es que una vez leída la nota no entiendo tanto alboroto.

¿Que son de derechas? pues ¿qué esperabas? Sigo pensando que no es para tanto, que no hay porqué indignarse por unas opiniones expresadas con libertad y con bastante respeto. Pero en fin, cada cual es dueño de su indignación.

Un placer, Mar. Nos vemos por el blog.

mar sarto dijo...

Recuerdas bien, Moncho. La Iglesia no apoyó la guerra de Irak pero lo que he querido decir es que pidió el voto para un partido que la apoyaba.