martes, 29 de abril de 2008

CARME CHACÓN

o cómo meterse a los militares en el bolsillo


Me consta que algunos comentaristas de este blog consideran que el nombramiento de Carme Chacón como ministra de Defensa es un acierto de la política de Zapatero. Yo no. Todo este asunto de la pretendida igualdad me parece un espectáculo de varietés y creo que, poco a poco, el tiempo irá poniendo cada cosa en su sitio. De hecho, la función ya ha empezado. La primera medida de la ministra que, no lo olvidemos, tiene más de ecologista que de otra cosa ha sido vetar a los militares las páginas web de dos periódicos deportivos y de una conocida revista que, entre sus artículos y reportajes, suele ofrecer fotografías de tías en pelotas. Qué bien. Qué tacto. No me extrañaría que algún capitán de la Legión ya esté pensando en plantarse ante el Congreso de los Diputados con dos banderas de legionarios.


(La foto está extraída de adn.es)


4 comentarios:

fernando dijo...

Ciertamente... Esta medida me parece peligrosa; a la par de arriesgada.
No quiero ni imaginarme que hubiera sido de la integridad anal de la tropa si en la mili nos hubieran prohibido tener revistas guarras. Y eso que contábamos con lo inestimable colaboración del bromuro. No sé, no sé. No acabo de verlo claro.

A ver. Es que no cabe. Ni tías ni futbol? Esto no puede acabar bien.
Que tiene la ministra contra las pelotas. Será por algún complejo autoesférico..?

mar dijo...

No sé Fernando, no creo que tenga nada contra las pelotas; ella está demostrando tener 3 (de momento).

Pero, ¿alguien le ha preguntado al niño que lleva en la barriga si le apetece estar ahí pasando revista?

Anónimo dijo...

pues sabes qué?
cuando leí la noticia me pareció cojonudo.
A ver porqué coño tenemos que pagar con nuestros impuestos a tanto funcionario para que se pasen el día (o medio día) nevegando por las páginas de prensa.
ole sus ovarios!
er jose

moncho dijo...

¡Mejor eso que jugar al solitario! Al menos se culturizan un poco. Mejor las tías en pelotas que los diarios pretendidamente serios, ¡seguro que son mas limpitas!