jueves, 10 de abril de 2008

1984


Desde hace veinte años voy observando que el mundo se acerca peligrosamente a ese futuro que George Orwell aventuró en su novela titulada 1984. Hasta hace poco aún se podía decir que no, que nunca podríamos llegar tan lejos, que las profecías son cosas de santos y que Orwell, por suerte, no tenía nada de eso. Pero el mundo cambió con la destrucción de las Torres Gemelas y, a partir de entonces, ya nada está donde estaba. Como en la novela, ahora hay tres bloques en guerra constante para que los poderosos sigan conservando el poder: Estados Unidos, Europa y los Árabes. ¿Hay alguien que pueda verlo de otro modo? Da igual si hay realmente o no una amenaza. De un modo u otro se declaran las guerras. Ahí está Irak, por ejemplo.

Y esto acaba de empezar. Desde que tomó el mando, el presidente Bush tiene en la mente construir un escudo antimisiles para defenderse de nadie. El mayor daño que se ha causado a su país se llevó a cabo con cuatro cúters, pero no le importa: el mandatario norteamericano insiste en construir el famoso escudo. Ahora, por cierto, los yanquis han llegado a un acuerdo con los rusos y todos están de acuerdo en que hay que llevarlo a cabo. En lo que no se han puesto de acuerdo es en quién es el enemigo, dónde está la amenaza. Bueno. Solo es cuestión de tiempo. Dentro de poco encontrarán un culpable y, del mismo modo que hicieron con Sadam Husein, le cargarán el muerto de todo lo que esté pendiente.


(La foto de arriba está extraída de fundanin. El tío más alto, el que está allá, casi al fondo, es George Orwell. Vino a España a pelear, pero no se apuntó a las Brigadas Internacionales. Se alistó en las filas del POUM)


4 comentarios:

José Luis Galiano dijo...

He reconocido de inmediato a George Orwell en la fotografía. No hay más que ver la expresión de su cara, esa mirada profunda, su porte altivo, el pequeño lunar, la muela de oro y sus inconfundibles calcetines.

César dijo...

Ya sabía yo que lo reconoceríais...

Anónimo dijo...

Victimismo americano!! (sindrome Cow Boy). Como en las peliculas de idems, cuando el bueno se quedaba "solo ante el peligro" frente a los malos (que eran muchos y con intenciones malignas, como poco). En ese sentido no han evolucionado, pero como que ya se han cargado la mayoria de enemigos que tenian dentro de su propio pais, tienen que ir a buscarlos fuera.
A saber: Chile, Argentina, Cuba, Vietnam, Pakistan, Irak, Iran...

LLuis

mar dijo...

Orwell era uno de los pocos hombres íntegros que ha dado la humanidad.
(Digo pocos porque me gustaría que hubiera más o como comparación con los no integros que desgraciadamente abundan)