jueves, 17 de enero de 2008

RUIZ-GALLARDÓN Y LA MANO NEGRA


Creo que es de dominio público que, detrás de la oposición delirante que el Partido Popular ha ejercido durante estos últimos cuatro años, se escondía la mano negra de cierto individuo que se cree por encima del bien y del mal: José María Aznar. Toda la política de Rajoy ha girado en torno a las obsesiones del jefe y ha tenido el mismo estilo incalificable. Me parece que no es necesario dar detalles. La decisión de no contar con Ruiz-Gallardón en las listas electorales, única posibilidad de alcanzar cierta inteligencia y moderación en el seno del partido, ha sido criticada incluso por Manuel Fraga. Pero es que, claro, es muy posible que Rajoy pierda las elecciones. De hecho, se lo ha ganado a pulso. Y la presencia de Gallardón en un puesto cercano al del líder podría suponer su ascenso hasta la cúpula del partido, con lo cual
la Mano Negra pasaría a ser la Mano Olvidada. Y Aznar no puede soportar eso.


(El dibujo de arriba, extraído de El País, es de Forges)


1 comentario:

mar sarto dijo...

Yo estoy temblando. Esta mañana he oído por la radio que, en caso de que Ruiz Gallardón se retire de la política después de las elecciones, podría ejercer las funciones de alcaldesa la mismísima Ana Botella. Que Dios asista a todos los madrileños de pro.
Qué feo es eso de repartirse la guinda antes de que traigan el pastel de la pastelería!

Tengo un disgusto terrible. Para uno que tenían los del PP que me gustaba!