jueves, 24 de enero de 2008

LO PEOR NO ES LO QUE PARECE


La fotografía de arriba no dice toda la verdad, eso está claro. La posición de la cámara hace que parezca que esos individuos se inclinen ante algo que no es: las máquinas dispensadoras del refresco más famoso del planeta. Sin embargo, bien podría ser así. Basta con echar un vistazo a la multitud de ídolos ante los que la gente es capaz de inclinarse. Y eso vale para casi todas las religiones. O para todas, debería decir, porque si hay alguna que no se incline ante un ídolo de barro o de madera, seguro que lo hará ante un concepto o una creencia, que viene a ser lo mismo. Lo malo es el hecho de tener que inclinarse ante algo. Es en ese momento cuando la dignidad humana que tanto me gusta defender se va literalmente abajo, cuando el conocimiento humano se desmorona y cuando uno se pregunta qué cojones hemos hecho, entonces, durante tantos siglos de búsqueda.


(La foto está extraída del número 38 de Contramarcha, una publicación del sindicato Solidaridad Obrera)


5 comentarios:

José Luis Galiano dijo...

La imagen que ilustra el artículo, o más bien el encuadre que ha buscado el fotógrafo, es de premio pulitzer. Es curioso reflexionar en cómo el simple cambio de orientación del objetivo de la cámara fotográfica puede dar lugar a toda una serie de interpretaciones sobre la escena retratada, diferentes a las que se habrian dado de no mediar el giro del objetivo. Una más de ellas podría ser la de preguntarse ¿Qué carajo pinta esa batería de máquinas expendedoras de bebidas en un centro de oración?

mar sarto dijo...

Y ¿cómo sabes que es un centro de oración José Luis? mas bien parece un local recreativo.
Si es un centro de oración, rezar debe de dar mucha sed.

mar sarto dijo...

Realmente, el cambio de objetivo de la cámara ese que apuntas tú José Luis hace que parezca que se estén esperando a ver salir la lata de coca cola por la trampilla.

Anónimo dijo...

ola!
la verdad no suelo tener tiempo para dedicarme a visitar blogs, pero hoy que he ido a parar hasta aqui por un famoso meil i un link (parece el nombre de un grupo de rap), i como es viernes, i tal i tal ...
pues ya puestos hago de golpe los comentarios de todo el año.
¿dónde esta lo raro?
seguro que esos tipos alucinarian pepinillos con nuestras mariconadas de sociedad civilizada (i hay unas cuantas!).
Si les apetece rezar, o lo que sea que esten haciendo, pues me parece bien que lo hagan ya sea delante de las maquinas o detras, ¿Que mas da?
(joer como estoy hoy!)
Hay que ver todo con mas sentido del humor (bajo mi punto de vista)
er jose

fernández dijo...

Que no hombre, que no...
Primero se trincan el carbonatado refresco y, aluego, se agachan para facilitar la epulsión del resultado. Así se digiere mejor.

...Que no están rezando.