jueves, 23 de septiembre de 2010

Los correbous

Si es que es verdad, hombre. Tienen razón los políticos de la Generalitat de Cataluña al pensar que los demás ciudadanos somos tontos del culo. Cuando prohibieron las corridas de toros alegando su amor hacia los animales, por ejemplo, nadie se dio cuenta de que la prohibición respondía exclusivamente a razones nazionalistas. Y ahora que han blindado el espectáculo de los correbous para que siga realizándose libremente en tierras catalanas, tampoco se ha dado cuenta nadie de que esa decisión también responde exclusivamente a razones nazionalistas y a que, además, nos toman por imbéciles del todo.

4 comentarios:

Javier dijo...

Perdón por hablar de mí, pero yo, a fuerza de que me tomen por tonto, ya empiezo a perder el juicio.
Pero no es de extrañar, con un presidente seminarista no hay más interpretación de la realidad que la suya. Ni más proyecto de estado que el suyo. Ni más intereses que los suyos. Ni más dinero que el suyo. Ni…
En fin, apretemos el culo que los nacionalistas –como bien dices- tienen patente de corso. Y los banqueros. Y los sindicalistas. Y los jueces. Y…

Bernat Costa Faura dijo...

Las encuestas dicen que el 90% de los catalanes no quieren los correbous... el 10% restante deben ser políticos.

moncho dijo...

Si es que son más falsos que Judas

Baró de la Tara dijo...

Hombre César...
Ni tanto ni tampoco, aunque creo que si se decidiera por votación saldría casi seguro un NO ALS CORREBOUS como una casa de payés.
Es que cuando te calientas...