viernes, 27 de agosto de 2010

La crisis y los de siempre

Había una vez unos tíos muy ricos, llamados banqueros y prestamistas, que causaron la crisis con la especulación y el préstamo de dinero a los que no tenían cómo responder. Para salir del agujero, el gobierno pensó que el dinero se pondría de nuevo en funcionamiento dando un montón de millones a esos mismos usureros, que naturalmente no hicieron ni puto caso, guardaron la pasta debajo del colchón y se hicieron más ricos que antes. La situación se hizo desesperante, y el gobierno, viendo que no podía sacar nada de los de arriba, tiró de los de abajo recortando sus derechos y consiguió que la crisis fuese más crisis. Después, como nadie tenía un duro porque todo estaba en manos de los usureros, los ciudadanos tuvieron que recurrir por narices a los montes de piedad, empeñaron lo que les quedaba y los usureros se hicieron mucho más ricos todavía. Y la gente se cabreó, llegó la guerra y, claro… los usureros se hicieron muchísimo más ricos aún con el estraperlo y el contrabando. Por suerte, hoy en día está todo a punto de resolverse. Los políticos se preguntan qué corbata deben ponerse para debatir la cuestión.

1 comentario:

Javier dijo...

Este cuerpo social es así (:-s). El cuerpo social de las castas, se entiende. Similar a la sociedad en la India pero a la española o a la europea. La casta vasca y sus exenciones fiscales, por ejemplo. ¿Otro? la casta catalana y su IVA, ¿otros?, la casta de los asesores y demás familia, la de los sindicalistas liberados, la casta de los ricos de toda la vida, la casta de los políticos, la de los de con y la de los de contra, etc., etc.
Y el que parte y reparte…

Yo no uso corbata y por mi coche no me darían ni los buenos días.

Es lo que hay.