jueves, 12 de noviembre de 2009

La Iglesia ataca de nuevo


Es un genio. Sin duda. El secretario de la Conferencia episcopal española, Juan Antonio Martínez Camino, ha conseguido rizar el rizo de lo absurdo con sus últimas declaraciones. Para empezar, ha dicho que todo aquel que tenga que ver con una operación de aborto está automáticamente excomulgado. Automáticamente, nada menos. Eso es como condenar al infierno a las dos terceras partes de ciudadanos españoles sin atender a razones. Pero después ha soltado la dinamita y, en un alarde de sentido común y de saber entender de qué va esto del mundo, ha dicho que los políticos que apoyen el nuevo proyecto de ley del aborto no podrán comulgar. Toma ya. Además, sólo los políticos. No los toreros ni los albañiles: los políticos. Es como la pataleta del niño malo: “Hala, hala, hala, ahora no comulgas”. Luego se extrañan de que la gente no vaya a misa.

(En la foto, el genio. La imagen está extraída de pensaresydecires)

7 comentarios:

moncho dijo...

¡Hace falta ser capullo! Y soberbio, y mala persona. Saben tanto de todo que se quedan sin gente en las iglesias.

Ahora media España son poco menos que unos criminales, según este señor. Vaya pedazo de bruto. Con sutilezas así asustan hasta a las viejecitas,...

Me fastidia mucho que me intenten manipular, y aunque creo que no deberíamos de ser tan permisivos con el aborto la postura de la iglesia en este tema me pone enfermo. Tratan de manipular a la gente, se atribuyen una sabiduría y una ciencia que no tienen (no la tiene nadie, ¿quién sabe cuando empieza la persona a ser lo que es?), y pretenden dictar sentencia en un juicio en el que nadie les llama, y criminalizan a personas que se han podido equivocar, quién sabe, pero que no son criminales ni mucho menos. Pues que me excomulguen a mi, que me importa un carajo lo que opinen éstos. Y luego que se vayan a Cuenca y se queden a gusto.

R.A.B dijo...

Vaya mierda, tanto tiempo intentando apostatar sin éxito y ahora resulta que hay gente que puede excomulgada directamente... creo que me equivoqué de profesión.

Solo espero que con esto la gente se de cuenta de la verdadera cara de la Iglesia (y si hay alguien de la iglesia viendo esto y quiere excomulgarme por estos comentarios, solo hace falta que se ponga en contacto conmigo, no le voy a dar más que facilidades...)

César dijo...

Hola de nuevo, R.A.B. o Román (porque te llamas Román, ¿no?).

Si quieres dejar de pertenecer a la Iglesia puedes consultar la página web del escritor Pepe Rodríguez (www.pepe-rodriguez.com). Ahí encontrarás el formulario necesario para pedir esa excomunión voluntaria. Tú coges, rellenas de datos el documento y lo envías no sé si al Obispado o al Vaticano. Otra cosa es que te hagan caso. Probablemente, el documento se irá a la papelera. Es lo mismo que sucede con las compañías de teléfonos, por ejemplo. Es muy fácil darse de alta. Ahora bien, si crees que puedes darte de baja tan fácilmente...

mike dijo...

De baja te dan Cesar, lo que pasa es que te siguen enviando los recibos almenos esa es mi experiencia, un pequeño detalle....
Mike

Román dijo...

Gracias!

Lo intentaré... tengo conocimiento de gente que lo ha intentado y le ponen infinidad de pegas, por eso lo había dejado por imposible, pero por intentarlo que no quede.
Román

fernando dijo...

Mike: No te dan de baja. Sólo te cambian de lista.

jose antonio dijo...

bien visto!
No había caído en la comparación!
Y justamente acabo de vivirlo por cambiar de compañia telefónica ... El tema daría para escribir un libro completo, del tipo "diario de un hospital (cuidado con los de la bata verde)".
Respecto al tema: lamentable.
Saludos

PD: Hola Mike, qué tal andas?