martes, 7 de diciembre de 2010

Hay gente pa tó


Hace unos días publiqué un comentario en Facebook que no fue del agrado de uno de mis amigos. Ante sus argumentaciones dije algo así como: “Bueno, como dijo el sabio, una cosa es una cosa y otra es otra”. Eso hizo que mi amigo Tomás Sáinz comentase lo siguiente:

Je, je. Este tipo de frases... digamos lacónicas o lapidarias, quien solía decirlas era Guerrita, un torero de principios del siglo pasado, que efectivamente adquirió fama de poseer gran sabiduría popular. Fue el primero que dijo "Ca uno es... ca uno", "lo que no pué ser no pué ser" y cosas por el estilo. Debido a su popularidad, los periodistas solían entrevistarle y él, en tiempos de una fenomenal retórica, contrastaba muchísimo por su capacidad para resumir las respuestas hasta su mínima expresión. Al principio fue objeto del sarcasmo de los humoristas hasta un día en que, queriendo mofarse de él, le preguntaron si pensaba dedicarse a la política insinuando que sería divertido presenciar un careo entre él y algún orador de entonces, dotados de una exuberante facilidad de palabra. Cuando Guerrita se enteró de que había diputados que podían estar dos horas hablando sin parar dijo sin inmutarse: "Hay gente pa tó". La respuesta cundió como la pólvora entre los lectores que empezaron a utilizarla, saltó a las comedias teatrales y terminó en labios de políticos con resabios que la utilizaban para desmontar las argumentaciones de sus oponentes parlamentarios. Desde entonces no hubo retórica posible, Guerrita acabó con la verborrea de todo un país y de toda una época y a partir de entonces adquirió fama de gran filósofo y agudo pensador; fama que -como tampoco la necesitaba debido a su inmensa popularidad- se la sacudió de encima con un escueto "Yo zoy como zoy".

(La foto está extraída de Facebook e ignoro su procedencia)

3 comentarios:

BENJAMIN dijo...

La frase es correcta. Su autor no. Es de el torero sevillano Rafael Gómez Ortega "El Gallo". Parece ser que alguien le presentó a José Ortega y Gasset y cuando preguntó a que se dedicaba y ante la respuesta "escritor y filósofo", repondió: "Hay gente pa tó". No entendia que alguien se dedicara a algo que no se relacionara con el toreo. Rafael Guerra Bejarano "Guerrita" era cordobés. "El Gallo", independientemente de su origen humilde (etnia gitana), disponia de la gran sabiduría propia del sur, muchas veces acuciada por las necesidades del momento. Tiene entre sus frases una muy lapidaria: "Las broncas se las lleva el viento, y las cornadas se las queda uno".
Para grandes discursos los del gaditano Emilio Castelar. Al menos aquellos hablaban, los actuales no admiten preguntas. (Posiblemente por que no tienen respuestas).

Javier dijo...

El contexto de las palabras les suma o resta categoría, sin duda. A veces de forma definitiva. Por eso es difícil mantener su fuerza íntegra más allá de una época y un escenario. En el inusual juego del póker lingüístico del talento y la dialéctica siempre hay un par de sietes para tumbar a un repoker de ases.

Solo relativizo.

También mi referencia conocida le otorga la autoría a “El Gallo”.

Un abrazo.

Baró de la Tara dijo...

La esvástica se tiene por un símbolo sagrado y de buen auspicio entre los hindúes. Wikidixit
http://www.flotacionneutral.es/wp-content/uploads/2007/04/esvastica.jpg