jueves, 26 de febrero de 2009

NO A LA PENA DE MUERTE: ES CARA


La noticia me ha recordado a Fernando VII, que en un alarde de benevolencia y de humanidad abolió la horca para poner, en su lugar, el garrote vil. Y es que, según La Vanguardia y otros periódicos de suficiente solvencia, algunos Estados de Estados Unidos como Maryland, Colorado, Kansas, Nebraska, Montana, Nuevo México y New Hampshire están planteándose abolir la pena de muerte. Pero no por principios, no. Tampoco por haberse dado cuenta de que se trata de un castigo que produce un daño irreversible y que, aparte de ser la herencia más evidente de los tiempos del salvajismo, ya se ha llevado la vida de un buen número de inocentes. No, no es por eso. Están pensando en abolir la pena de muerte… porque no es rentable. Al parecer, llevar a un acusado al corredor de la muerte implica gastar 1,9 millones de dólares más que mantenerlo en prisión. La verdad, no sé qué es más inmoral: que los países que dicen ser civilizados conserven la pena de muerte o que la eliminen porque resulta más barata la cadena perpetua.


(La imagen está extraída de lisis.wordpress)


5 comentarios:

Sole dijo...

Entonces...¿q sería peor?...cuán salvaje sea el castigo? o cuánto les va a generar en gastos?...

Anónimo dijo...

Y hay gente que quiere ir a vivir a Estados Unidos!!!

moncho dijo...

Si es por eso que no metan a la gente en la cárcel, que nos sale carísimo. Ni policías, ni jueces, ni fiscales, ni carceleros. Menudo ahorro, salíamos de la crisis...

MARIETA dijo...

Hola!! Me invita a`pasar por aquí tu primo Moncho.
Me quedaré un ratito y si me dejas... Vuelvo a venir.
Saludiños,

er jose dijo...

Tienen un concepto de lo caro y lo barato que va a hacer que el planeta se vaya al carajo!
Caro es mantener a un pollo en vida mientras está en espera de que se lo carguen ... ???
Lo que nos va a resultar caro es que sigamos cargándonos el medio ambiente con CO2, transgénicos, pruebas nucleares y demás cabronadas.
Estos políticos no sirven pa ná!