miércoles, 11 de junio de 2008

REGRESO a los TIEMPOS del SALVAJISMO


Benito Mussolini tuvo más conciencia social que la que están demostrando tener los actuales mandamases de Francia e Italia, Nicolas Sarkozy y Silvio Berlusconi, quienes, sin pelos en la lengua, han planteado la posibilidad de ampliar la jornada laboral hasta las sesenta y cinco horas. Si esa propuesta indigna sale adelante no habrán servido de nada los miles de muertos que dejó el siglo veinte a la entrada de las fábricas, los tres mil años de lucha desde la rebelión del esclavo Espartaco, el pretendido progreso de la Humanidad, las toneladas de libros que se han escrito, las cajas de resistencia, la expresión de cientos de pensadores y el propio desarrollo de la democracia y del Estado de derecho. No voy a decir que Berlusconi y Sarkozy son unos fascistas porque no lo son. Están muy por encima de eso.

(Arriba, el progresista Mussolini. La foto está extraída de videokilledtheradiostar)

2 comentarios:

en Kasku dijo...

¿No te acuerdas de aquella canción de 'La Polla Records'?

"... es un fascismo muy sutil, pregúntale a un albañil ..."

I tal.

Anónimo dijo...

jornada laboral de 65 horas?
para los políticos también?
porque empiezan el martes y acaban los jueves.
eso sí, con chofer y dietas, vamos ...
en el europarlamento y en el de aquí.
es que te cagas!
jose