jueves, 26 de junio de 2008

La BIBLIOTECA IGUALITARIA de las MUJERES


Es como si no supiera qué hacer con el cargo. La ministra de DESigualdad ha vuelto a hacer de las suyas y, además, por partida triple. Para empezar, piensa crear una biblioteca de libros escritos solo por mujeres y dedicada exclusivamente al uso de las mujeres. Eso me parece muy justo, dado que hasta ahora solo los hombres podían entrar en las bibliotecas para leer libros escritos exclusivamente por hombres. Un gran paso adelante, sin duda, en el proyecto de igualdad entre los sexos.

Y la cosa no acaba ahí. Harta de críticas hacia su modo de referirse a los miembros femeninos cuando habló de las miembras, la ministra ha dicho que le parece mentira tanto revuelo teniendo en cuenta que guay o fistro no lo tuvieron tan difícil para entrar en el diccionario. Genial. El término guay pertenece al cheli o, dicho de otra manera, al argot español, un lenguaje utilizado por los miembros o miembras de ciertos colectivos más o menos marginales desde los tiempos de Benito Pérez Galdós. Al menos, don Benito ya hablaba de la chupa, el peluco y cien cosas más en sus novelas decimonónicas. En opinión de la ministra quizás debería tener la misma importancia el término miembra, acuñado y utilizado por ella y, por lo tanto, susceptible de entrar a formar parte del Diccionario de la Real Academia de inmediato. Y eso si nos referimos al vocablo guay, claro, porque si nos fijamos en el otro término mencionado por la ministra; o sea, fistro Bueno, nunca entró en el diccionario por mucho que la ministra opine lo contrario y pese a que una o dos generaciones lo utilicen con asiduidad. ¡Hay que ver cuánta cultura! ¡Y qué ansias de igualdad tiene la ministra, poniendo un error suyo a la altura de un término inexistente y de otro que pertenece a un lenguaje que cuenta con más de cien años!

Como colofón, Bibiana Aído se ha inventado otra palabra. Toma ya. En esta ocasión ha hablado de la existencia de culturas inferiorizadas… ¿Por qué se empeñan los ignorantes en introducir palabras inexistentes en su discurso? Hablar bien es mucho más fácil.

(La imagen de arriba está extraída de platea.pntic.mec)

5 comentarios:

er jose dijo...

Esta tía es la monda!

No sé hasta qué punto va a llevar lo de la DESigualdad, ...
Lo malo es que su jefe le deja ...

Yo creía que lo de la igualdad estaba en que hombres y mujeres pudieran realizar lo mismo, en las mismas instalaciones, con las mismas condiciones, ...

A este paso volvemos a clases de niños por un lado y de niñas por otro (yo, que tengo una cierta edad, iba al cole solo con niños, hasta el insti ..., donde por cierto nos conocimos César ..., hace ya algunos añitos!)

er jose dijo...

Aunque debe llevar mal lo del apellido ...

Igual se lo cambia !!
Bibiana Aída, ...
Bibiano Aído, ...

Pues en Rusia, el apellido varía según el sexo del portador ,...
Que sí, que sí, ...
Que no es broma, ...

La hermana de Marat Safin (el tenista), se llama Noséqué Safina.
(Sharapova, Kurnikova, Navratilova, todas tienen apellido en femenino, ... y los tíos en masculino: Gorbachov, Molotov, etc., etc.)
Mejor no le demos ideas !!

Anónimo dijo...

O ideos.

Gatopardo dijo...

Perdón, pero la palabra "guay" no es cheli, sino que es una palabra del castellano recio y viejo, a la que algunos incultos de la raza de Aído le cambiaron la significación; de broma y con guasa la secundaron unos cuantos; y cuando nos quisimos dar cuenta, los miembros de la RAE, que tienen menos cerebro que un colibrí, la consagraron.
"Guay", en el Diccionario de Autoridades" (1734) de la RAE, y siguientes fue interjección de lamento, emparentada con ay, guaya y guayar.
Esta ministra Aído forma parte de una recua de acémilas con incontinencia verbal que no habrían obtenido ni plaza de concejal si hubieran sido hombres.

en Kasku dijo...

Lo que no sabe la ministra es que a las bibliotecas la gente ya no va a leer y/o sacar libros, si no a conectarse a internet. Si lo supiera seguro que encargaría un listado de páginas web hechas por mujeres.