viernes, 19 de noviembre de 2010

Pena de muerte por blasfemar


Si la presión internacional no lo remedia, una mujer va a morir ejecutada en Pakistán por haber blasfemado contra Mahoma. La mujer dice que quieren matarla por ser cristiana. Vaya. Parece que todavía estemos viviendo aquellos siglos de oscurantismo de la Edad Media. ¿Cómo es posible que aún sigan pasando estas cosas? Porque, la verdad, no sé qué es peor: una doctrina que ordena matar a quien diga creer en un Dios diferente a su dios o una doctrina que permite que sus fieles mueran por decir que no hay otro Dios que el suyo.

(En la foto, Asia Bibi, la mujer condenada a muerte. La imagen está extraída de telecinco)

1 comentario:

Javier dijo...

Eso pensaba yo hace unos días cuando los efectos del cólera traían a mi memoria aquellos miserables tiempos pasados. Pero no, estos actuales se constituyen como símbolo de un tipo de miseria peor. Porque nunca como hasta ahora los estados han gastado tantos recursos económicos en mantener un sistema que prima la especulación de unos pocos sobre la vida de tantos. Jamás fue tan evidente la infamia.