viernes, 26 de noviembre de 2010

La izquierda de Zapatero

Después de haber regalado un montón de millones a la banca para salvar la crisis que había generado la propia banca, después de haber recortado casi todos los derechos sociales y después de haber aparcado la Ley de Libertad Religiosa para que no se enfaden los curas, el presidente Zapatero va a entrevistarse con los treinta empresarios más fuertes del país para darles facilidades fiscales... al margen de lo que digan los pequeños empresarios, con quienes no va a reunirse nadie. Si eso está sucediendo con la izquierda en el poder, ¿qué pasará cuando gobierne la derecha?

4 comentarios:

moncho dijo...

Como todo buen prestidigitador, Zapatero es ambidiestro.

Saluditos

Javier dijo...

Leo, amigo César, que los países conocidos en el mundo anglosajón como los PIGS, donde estamos representados por esa S, comparten las siguientes características: La carga fiscal más baja de la UE, que, además, tiene el carácter más regresivo pues dependen sobre todo de las rentas del trabajo; el gasto público en protección social más bajo de la UE; escaso efecto redistributivo del Estado, con una elevada pobreza; etc. Todos estos síntomas parecen traducir el poder de las clases dominantes por lo que el indicador de desigualdades, el llamado coeficiente Gini, es el mayor de la UE.
Sin embargo, aparentemente, los países con políticas más conservadoras en la UE parecen ser más sociales y menos regresivos.
Será que nos perdemos con la publicidad del envase y no nos centramos en el contenido.
En efecto, este socialismo no parece ser tal.
¿No cree?

BENJAMIN dijo...

En 1976 el italiano Enrico Altavila, publicó "Suecia, Infierno y Paraiso", hacia repaso a un estado que siempre fué guía en la igualdad social. (Hoy, este mismo estado, quiere "despellejar" a Julian Assange). Muchos otros, en mayor o menor medida también cuidaban "el estado del bienestar". Pero ... "El horno no está para bollos". Se puede escribir todo el contenido de los documentos de Wikileaks, para intentar explicar las causas de la crisis, y es seguro que no se logre.
El gobierno, con su presidente Zapatero, no se le pueden negar sus intenciones, a veces equivocadas, sociales.
Dadas las circunstancias actuales, si yo me encontrara en su persona, no dudaría (dado que las voy a perder) en convocar elecciones generales. Comprobariamos de inmediato "las soluciones mágicas" de que dispone el Partido Popular.
Veriamos hasta que punto se "beneficiarian" las ayudas sociales.

kybalion dijo...

Pasara que cuando gobierne la derecha tendra que volver la anarquia,todo es ciclico,alfa y omega...