miércoles, 28 de enero de 2009

ROUCO


Vaya. Parece que el cardenal Rouco Varela se ha indignado a causa de la campaña que los ateos y los creyentes están haciendo en los espacios publicitarios de los autobuses de algunas ciudades. Bueno, le ha indignado que los ateos digan que probablemente Dios no existe, pero le ha parecido muy bien que los creyentes digan que Dios existe. Desde su punto de vista, dudar públicamente de que Dios exista (probablemente, dicen los ateos) es un atentado contra la libertad de aquellos que creen Dios. Y, por supuesto, no dice que afirmar contundentemente que Dios existe es un atentado contra la razón. Hablando de otra cosa, ¿hace cuánto murió Torquemada?


(En la foto, Rouco diciendo: “¡Oh!”)

3 comentarios:

er jose dijo...

me gusta la frase de la semana.
no sé si servirá para arreglar la crisis económica, o para que se lo carguen, pero el pollo lo está haciendo bien de momento.
me gusta como habla y lo que dice.
o-baa-maa, o-baa-maa !

er jose dijo...

del rouco y acólitos prefiero no opinar, no vaya a ser que me excomulguen!
me divierten los mensajes de los autobuses, eso si.

moncho dijo...

Posiblemente, a dios le importa un pepino lo que ponga en los autobuses, y Rouco no existe y el Papa es ateo. ¿O no?

Saludos.