jueves, 1 de enero de 2009

FELIZ AÑO NUEVO EN TIERRA SANTA


Mi amigo JL Galilea me ha enviado su análisis personal sobre el asunto del ataque israelí a Gaza. Creo que lo que dice tiene mandanga y, aunque es un poco largo, he decidido publicarlo en el blog. No voy a añadir nada de mi cosecha. Ahí va.


Hola:

Ayer, cuando hablabas del ataque israelí a Gaza, te oí ciertas imprecisiones que me gustaría aclararte. En primer lugar, en este ataque hay dos contendientes (quizás mas), Hamas y el Estado de Israel, y una sola víctima, la población civil palestina. Hamas es un partido político con intereses propios de un partido político y con las actuaciones propias de un partido político: si tiene que mentir, miente; si tiene que robar roba; y si tiene que hacer algo más, lo hace. Tanto el Estado de Israel como Hamas están mintiendo de manera descarada. El número de víctimas está siendo usado de manera sesgada por ambas partes: supera ya las cuatrocientas personas, pero lo que no dice Hamas es que la mayoría de estas víctimas no son civiles, sino militantes de su partido, lo que no quita, por supuesto, que este ataque sea una canallada enorme. Las sedes de Hamas están en zonas residenciales, no en las afueras de las poblaciones; y aunque te suene tremendo, los dirigentes de Hamas son los primeros que están deseando que se produzcan ataques a sus sedes para poder utilizar mediáticamente a las víctimas civiles que de seguro se han de producir. Son un partido político, no se te olvide. De la misma manera que algunos partidos políticos españoles de tendencias aparentemente distintas utilizan los atentados de ETA en beneficio de sus discursos políticos, tanto Hamas como Israel utilizan los atentados terroristas para justificar muchas cosas. Causan repulsión tanto Hamas como Israel, al igual que esos partidos políticos españoles que te decía. Israel miente y exagera cuando habla de ataques palestinos con cohetes. En estos días y como consecuencia de estos ataques con cohetes sobre suelo israelí “sólo” han muerto cuatro israelíes.

Más mentiras y dobles raseros de Israel. Dentro del propio Estado israelí también existen grupos terroristas. Sólo hay que recordar quién mató a Yitzhak Rabin. ¿Acaso por eso la aviación israelí bombardea barrios de judíos ultraortodoxos? No, por supuesto que no. Como te dije ayer, lo que está pasando ahora en Gaza no es ni más ni menos brutal que lo que pasa todos los días. En Gaza y en Cisjordania, pero más que nada en Gaza, no hay prácticamente actividad económica. La economía palestina se basa en su práctica totalidad en la ayuda exterior. En Gaza hay 1'5 millones de personas hacinadas en un territorio minúsculo sin servicios básicos, sin sanidad, sin productos de primera necesidad, sin comunicación con el exterior, con cartillas de racionamiento, etc. Eso se llama genocidio. Es un exterminio lento, una muerte lenta. La única comunicación con el exterior no monitorizada por el Estado israelí es con Egipto a través de túneles subterráneos. La mayor parte de las mujeres dan a luz en sus casas o en sitios sin los mínimos requeridos en higiene. En los Territorios Ocupados se muere por enfermedades y dolencias completamente tratables y curables. Casi no hay servicios educativos para la infancia. El territorio palestino está completamente fragmentado. Cada población es una isla rodeada de puestos y alambradas israelíes. Ir de un poblado a otro, aunque sólo se trate de unos pocos kilómetros, puede llegar a costar días. ¿Y aún así te impresionan los ataques de estos días? No hay nada de qué sorprenderse. No te dejes impresionar por titulares sensacionalistas como “ofensiva terrestre”, “movilización de reservistas”, etc. Los medios de “comunicación” también quieren sacar tajada de esto vendiendo más periódicos o consiguiendo más audiencia por medio de titulares sensacionalistas. Una ofensiva terrestre no es más que el avance de un ejército para ocupar un territorio no propio de manera temporal o indefinida. Pero según lo presentan los informativos parece que estamos hablando de la Operación Barbarroja (invasión de la URSS por parte de Alemnia en 1941), o la Operación Bragation (recuperación de Bielorrusia por parte del Ejército Rojo en 1944), etc. Si te digo que hoy he ascendido en una ocasión verticalmente veinte metros y elevado por una fuerza electromotriz quizás pienses algo raro. Pues no, tan solo he usado un ascensor para llegar a casa de un amigo que vive en un 5º piso. Por eso te digo que cosas como “ofensivas terrestres”, “movilización de reservistas”, etc., son términos a clasificar en su justa medida, sin más.

También te digo que esto forma parte del “diálogo de gallitos” entre dos contendientes. Si los de Hamas hablan de represalias terribles, los israelíes hablarán de castigo catastrófico de dimensiones cósmicas, etc. Te digo lo mismo de antes, hay que colocar estos términos en su justa medida. No hay que dejarse impresionar.

Ahora te voy a hablar desde el punto de vista militar. Hasta el día 19 de diciembre existía una tregua que había durado seis meses. Antes de acabar ésta, tanto Hamas como otros grupos palestinos e Israel ya la habían violado. Este ataque es más una batalla política que otra cosa, se busca renegociar otra tregua y unas nuevas condiciones para el statu quo de la zona. El 10 de febrero de 2009, o sea, en menos de dos meses, hay elecciones legislativas en Israel. El actual gobierno se presenta a la reelección. Este ataque es una forma de demostrar a sus electores y a los electores en general que son un equipo y un partido con dos cojones. Si ya de por si en todo conflicto armado se miente, ahora que hay unas elecciones legislativas de por medio, se está mintiendo más. Cuando el gobierno israelí habla de constantes ataques palestinos con cohetes sobre su suelo no cuenta que en centenares de ataques realizados desde 2002 “sólo” han muerto diez personas. La aviación israelí en este mismo periodo de tiempo ha realizado incursiones aéreas sobre el espacio aéreo de Siria, Líbano, Jordania, Cisjordania y Gaza, y en sus ataques ha matado a más de diez personas, seguro. La gran mayoría de los cohetes que lanzan las milicias palestinas (cohetes caseros Qassam) caen en campo abierto sin causar daños. En algunas ocasiones estos “cohetes” han llegado a caer incluso sobre poblaciones palestinas, causando víctimas mortales. Las ciudades israelíes bajo rango de fuego de estos cohetes están conectadas a un sistema de alerta temprana que hace sonar sirenas de ataque aéreo cuando hay cohetes en camino. Esto da oportunidad a la población de buscar un refugio. Algunos medios de comunicación quieren equiparar a Hamas con Hizbollah. Hizbollah, en el ataque israelí del año 2006 contaba (y creo que contará ahora) con cohetes de verdad (no cohetes caseros), cohetes Katiusha de fabricación china bajo patente rusa y que les eran servidos por Irán, casi ná. Un cohete de fabricación casera Qassam no tiene nada que ver con un Katiusha. Un Katiusha es lanzado desde una plataforma móvil montada sobre un camión de tres ejes. Además, los palestinos disponen como mucho de grupitos armados con AK-47, RPG-7s (granadas autopropulsadas), quizás IEDs (explosivos caseros colocados en los caminos y carreteras) al estilo de Iraq y francotiradores. Y desde luego, los palestinos no disponen de misiles antiaéreos contra posibles raids heliportados israelíes como disponían (y disponen) los milicianos de Hizbollah. Para los palestinos sería un gran golpe mediático si consiguieran abatir un helicóptero israelí, y no olvidemos que la batalla mediática cuenta tanto como la real. Es una guerra asimétrica de manual. Los palestinos están solos. Hizbollah estaba y está financiada por Irán y Siria y, sobre todo, es un ejército organizado, no un grupo de combatientes agrupados en torno a la necesidad de luchar para sobrevivir como lo son las milicias palestinas.

Al ejército israelí no le interesa ocupar Gaza, sería un despilfarro de soldados y de recursos. Gaza es un territorio minúsculo y completamente urbanizado, imposible de ocupar durante mucho tiempo por un ejército con los medios de Israel. A mi entender lo único que harán serán acciones puntuales y de corta duración sobre objetivos que ya han sido designados. Una ocupación de Gaza sería un infierno para el ejército israelí, y el gobierno lo sabe. Por si fuera poco, Hamas y el Estado israelí se necesitan mutuamente. No olvidemos que Hamas surgió de la voluntad de Israel de debilitar a Yaser Arafat y su partido, así de claro. Este ataque fortalece a Hamas ante la opinión pública palestina y árabe en general. Todas las encuestas mostraban hasta hace una semana que la silla presidencial del mismo Mahmoud Abas no está segura y que Fatah distaba mucho de tener la Presidencia Palestina en el bolsillo. Acusar casi en exclusiva a Hamas de lanzar cohetes es, además de mentira, una mentira interesada que favorece la imagen de luchadores de los militantes de Hamas. Las Brigadas de Mártires de Al-Aksa y los Tanzim (ambas organizaciones paramilitares de Fatah) han participado con la misma frecuencia que las demás facciones palestinas en el lanzamiento de cohetes. Las mismas milicias de Fatah tienen sus propios cohetes y sus propios morteros, que disparan sobre Israel con casi la misma frecuencia que Hamas. Algunas veces lo han hecho en operaciones combinadas usando el nombre de un grupo-sombrilla como por ejemplo el PRC. Otras veces lo han hecho a solas y lo han anunciado sin mayor empacho. Y como siempre, los que de verdad mueven los hilos en este asunto se encuentran cómodos y seguros en Damasco y en Tel-Aviv, porque ni los dirigentes de Hamas van a sufrir penalidades ni, por supuesto, los dirigentes israelíes.

Es repulsivo ver como Rusia, China, Francia, etc., hablan de cese de la violencia, de negociaciones, etc. ¿Por qué Rusia no cesa la violencia en Chechenia? ¿Por qué no cesa China la violencia en el Tibet? ¿Por qué no cesa la violencia Francia en el África subsahariana? Esto tan solo por poner unos pocos ejemplos. Y es que, además, los medios de comunicación parecen dar la imagen de que solo los palestinos son golpeados. Los saharauis han sido bombardeados con napalm mil veces y no tienen tierra propia. Los kurdos han sido gaseados y tampoco tienen tierra propia.

Por último, un listado de los últimos pedidos de material del Ejército israelí. Todo indica que se estaban preparando para este conflicto desde hacía un tiempo:

-90 millones de galones de combustible para aviación JP-8.
-500 misiles AIM-9M Sidewinter.
-200 misiles ASIM-120C-7.
-14000 kits de guiado de bombas.
-13.000 bombas.
-11.000 cuerpos de bomba Mk-82 y Mk-84.
-2.000 bombas de alta capacidad de penetración de fortificaciones BLU-109.
-50 bombas GBU-28, especializada en penetrar los más protegidos y enterrados centros de mando, búnkeres e instalaciones.
-10.000 sistemas de guiado JDAM.
-4.000 sistemas Paveway II para guiado láser.
-Número indeterminado de bombas Lizard de guiado láser, fabricadas por ELBIT, que son bombas de diseño de última generación probadas en combate que usan incluso otros países de la OTAN, así como los misiles Piton y Derby de Rafhael.
-2.000 misiles contracarro del tipo TOW 2A RF.
-1.700 misiles del tipo Hellfier II, 1.000 ejemplares serás de la versión contracarro estándar, los AGM-114K3, la más avanzada actualmente en servicio, 200 serán del mismo modelo que el anterior pero adaptados para usar el radar Longbow de los Apache, los restantes 500 son del modelo M3, diseñados para el ataque a pequeñas embarcaciones, blindados, cuevas y fortificaciones.
-100 nuevos misiles Patriot PAC-2 con ciertas modificaciones del más avanzado PAC-3.
-Municiones para las unidades de infateria, en cantidades más que importantes, 5.000 sistemas antibúnker SMAW-D, de 83mm, 30.000 disparos de mortero de 81mm, 100.000 disparos de artillería de 155mm y 150.000 granadas lanzables de 40mm.

Ayer cometí un error. La extensión de Israel incluyendo los territorios palestinos es más o menos como la de Extremadura, no como la de Andalucía.

Un saludo


(La foto está extraída de elsiglodedurango)

4 comentarios:

mike dijo...

Sigo la contienda de Israel y Palestina a través de los periódicos y de la televisión, los datos que he podido leer en esta entrada me han dejado los pelos de punta,todos sabemos que es desproporcionada la potencia militar de Israel con respecto a la de Palestina, pero no entiendo como los periódicos ni los telediarios no dan estos datos tan sorprendentes y relevantes, sinceramente no veo el fin del problema a corto plazo.
Mike

er jose dijo...

joé,
lo que sabe el pollo este!
no será un infiltrado del MI5, o de la CIA??
Sin necesidad de tanto dato, y a pesar de la manipulación de comunicación de occidente, el tema es absolutamente indignante para la humanidad entera.
Lo asquerosito es que Israel siga recibiendo apoyo de tantos, y Palestina de tan pocos, cuando es quien tiene razón en este conflicto.
Qué penita!
Ya empezamos el 2009 con buen pié!

estela dijo...

Hay más.

Ese sucio, maloliente, y pegajoso oro egro en la zona.

Hay indicios serios de petróleo en la zona.

superior dijo...

dongjing70
daban90
jingdou80
chaoxian
pingrang