viernes, 3 de octubre de 2008

RESPETEMOS SU PALABRA


Los creacionistas afirman que el hombre fue creado directamente por Dios puesto que es eso lo que dice la Biblia. Bueno. Pero la Biblia dice otras muchas cosas. Y, desde luego, no todas fueron escritas para que las leyera el hombre de hoy en día.

Un amigo me envió, hace ya unos tres o cuatro años, un texto que pululaba por ciertas páginas de la red. Recuerdo que me reí mucho al leerlo. Luego lo olvidé. Pero hoy, casualmente, ha vuelto a mis manos. Y lo cierto es que no viene mal, a juzgar por el incremento brutal de partidarios de la fe en la literalidad de los textos antiguos. Bueno, de algunos textos antiguos. En cualquier caso, he decidido subirlo al blog para goce y disfrute de los lectores. Es un poco largo, pero no tiene desperdicio. Ahí va.


No te ayuntarás con hombre como con mujer;

es una abominación (Levítico, 18, 22)

Laura Schlessinger es una conocida locutora de radio en los Estados Unidos que tiene un programa en el que da consejos en directo a los oyentes que llaman por teléfono. Saltó la polémica cuando la presentadora dijo que la homosexualidad es una abominación ya que así lo indica la Biblia en Levítico 18, 22 y, por lo tanto, no puede ser consentida bajo ninguna circunstancia. A continuación transcribo una carta que un residente en los Estados Unidos escribió a la Dra. Laura Schlessinger.

Querida Dra. Laura:

Gracias por dedicar tantos esfuerzos a educar a la gente en la Ley de Dios. Yo mismo he aprendido muchísimo de su programa de radio e intento compartir mis conocimientos con todas las personas posibles. Por ejemplo, cuando alguien intenta defender el estilo d vida homosexual me limito tan solo a recordarle que el Levítico, en su capítulo 18, versículo 22, establece claramente que la homosexualidad es una abominación.

De todas formas, necesito algún consejo adicional de su parte respecto a otras leyes bíblicas en concreto y cómo cumplirlas.

01 Me gustaría vender a mi hija como esclava, tal y como menciona el Éxodo, 21, 7. En los tiempos que vivimos, ¿qué precio piensa que sería el más adecuado?

02 Sé que no estoy autorizado a tener contacto con ninguna mujer mientras esté en su período de impureza menstrual (Levítico, 20, 18). El problema es el siguiente: ¿Cómo puedo saber si lo están o no? He intentado preguntarlo, pero muchas mujeres se sienten ofendidas.

03 Tengo un vecino que insiste en trabajar en sábado. El Éxodo 33, 2 claramente establece que ha de recibir la pena de muerte. ¿Estoy moralmente obligado a matarlo yo mismo? ¿Me podría apañar usted este tema de alguna manera?

04 En el Levítico 21, 20 se establece que uno no puede acercarse al altar de Dios si tiene un defecto en la vista. ¿He de confesar que necesito gafas para leer? ¿Mi agudeza visual tiene que ser del 100%? ¿Se puede relajar un poco esta condición?

05 La mayoría de mis amigos varones llevan el pelo arreglado y bien cortado, incluso en la zona de las sienes a pesar de que esto está prohibido expresamente por el Levítico, 19, 27. ¿Cómo han de morir?

06 Mi tío tiene una granja. Incumple lo que se dice en el Levítico 19, 19 ya que planta dos cultivos distintos en el mismo campo, y también lo incumple su mujer, ya que lleva prendas hechas de dos tipos de tejido diferentes (algodón y poliéster). Él, además, se pasa el día maldiciendo y blasfemando. ¿Es realmente necesario llevar a cabo el engorroso procedimiento de reunir a todos los habitantes del pueblo para lapidarlos? (Levítico, 24, 10-16). ¿No podríamos sencillamente quemarlos vivos en una reunión familiar privada, como se hace con la gente que duerme con sus parientes políticos? (Levítico, 20, 14).

Sé que usted ha estudiado estos asuntos con gran profundidad, así que confío plenamente en su ayuda. Gracias de nuevo por recordarnos que la palabra de Dios es eterna e inmutable.

(La foto está extraída de el culturaldenerea)

13 comentarios:

jose dijo...

Ahí estamos, la biblia institucionalizando la esclavitud, y luego vendrá algún cura o el papa mismo a hablarnos de las virtudes morales de la santa madre iglesia, o de lo que ha hecho la iglesia por los Derechos Humanos.
Esta carta no necesita mas comentario, es en si misma incontestable y certera.

jose dijo...

Y casi se me olvida. Si la biblia es la palabra de dios, que no nos extrañe como le salió el resto de la "Creación".

mar dijo...

Me gusta preguntar, a los que creen todo lo que les cuenta la biblia a pies juntillas, en qué se basan para creer en la palabra de unos señores mortales como nosotros y que además se ha deformado en muchas ocasiones a través de los años según distintas conveniencias, y, generalmente, la respuesta siempre es la misma:
-Tanta gente no puede estar equivocada!

Fantástico; qué envidia me dan; a mí la razón me impide ver las cosas de forma tan fácil a como las ven ellos.

César Galiano Royo dijo...

No, no, Mar. La respuesta es que "hay que tener fe", y la explicación de que crean en tales cosas está en que son incapaces de situarse en el tiempo en que fueron escritas. Es decir: los que creen en esas cosas jamás se ponen en la piel del que las escribió o, si no, en la de un individuo cualquiera de la época en que se escribieron. La fe de la que halabn está basada en la distancia en el tiempo. Los mismos que creen en Jesucristo como hijo de Dios, pongo por caso, jamás creerían a un individuo que dijese algo así hoy en día. Sólo creen en esa figura porque está muy lejana en el tiempo, porque es inabarcable, porque no puede probarse "que no fue así". Un error, evidentemente, porque las pruebas han de afirmarse siempre en positivo ("esto es así por esto y esto") y no en negativo ("esto fue así porque nada prueba lo contrario"). De ser de este último modo ("Jesucristo existió porque nada prueba lo contrario"), nos encontraríamos con otras afirmaciones no menos curiosas: "El Enano Zumbón creó el cielo y la tierra porque nada prueba lo contrario". ¿Alguien podría rebatírmelo?

mar dijo...

Yo si me lo dices tú (lo del enano zumbón) soy capaz de creérmelo.

De todas maneras, ya que hablas de pruebas, se sacan todas las que quieren de la manga.

Tod@s l@s santos a los que se les ha aparecido la Virgen, por ejemplo. Para los creyentes son "pruebas". Luego esos mismos creyentes no se creen cosas "probadas" por la ciencia de verdad, pero todo lo que "vuela" les encanta.

Por cierto, a mí hay una cosa que no me cuadra. No me imagino a Jesucristo, todo bondad y todo HUMILDAD diciendo que es el hijo de Dios. Solo con caminar sobre las aguas, por ejemplo, había suficiente para que cualquiera le siguiera entusiasmado; no hacían falta tantas credenciales.

Es todo tan raro...

César Galiano Royo dijo...

Ya lo creo que es raro. En primer lugar, creo que Jesucristo no dice nunca ser hijo de Dios, así, tan claro, y eso que los Evangelios han sido transformados veinte mil veces a lo largo de la historia.

Por otra parte, caminar sobre el agua o curar a un cojo no me parecen, precisamente, pruebas de algo divino. Quizás de otra cosa, pero a mí, la Divinidad, me suena a algo mucho más grande que eso.

mar dijo...

Resucitar y salir volando, por ejemplo?

No sé con qué se colocaban en esa época, pero era potente.

César dijo...

No es que me parezca poco resucitar y salir volando. Pero me extraña que el único Dios verdadero tenga que hacer esas cosas para demostrar que es el único Dios verdadero.

mar dijo...

sí, creo que tienes razón; a mí también me extraña.

parece como si hiciera cosas limitadas a la imaginación del que las ha inventado. y también adaptadas a la época.

no sé, podía haber hecho el milagro de aparecer en la sinagoga con un descapotable, por ejemplo.

mar dijo...

Está bien, o hacer que un monstruo gigante se trague el mundo periódicamente y hacer que lo escupa después. Eso hubiera sido mucho más creíble porque lo veríamos todos.

jose dijo...

Estoy muy de acuerdo con lo que dice César en cuanto a que un dios no manifestaría su condición con tonterías como esas de las aguas, los ciegos, etc.
Esto me recuerda, sin querer salirme del tema, a esa gente que dice que las pirámides de Egipto fueron construídas con ayuda extraterrestre. Vamos a ver, esos extraterrestres vienen desde el otro lado del Universo (o de donde sea) para ayudar a construir una puta pirámide, que a fin de cuentas no es mas que un simbolo de la megalomanía de un tirano absoluto que se cree el hijo del Sol (ya le gustaría). ¿Vienen para eso? ¿Para ayudar a construir un puto monumento sin utilidad practica en realidad? Tienen una tecnología tan avanzada como para venir del otro lado del Universo, ¿y solo vienen para eso? Podrían haber venido para ayudarnos a conseguir cosas tan triviales, pero tan importantes al mismo tiempo, como poder comer sin necesidad de trabajar, eliminar cualquier tipo de enfermedad, conseguir energía de manera ilimitada y segura, etc, pero no, vienen a construir una puta pirámide.
Pues eso, que un tío que es hijo de dios, ¿pierde el tiempo en trabajos menores como andar por las aguas, convertir agua en vino, etc? Yo tampoco lo entiendo.

César dijo...

Toda la razón, Jose. Date una vuelta por este blog:

http://blogs.elcorreodigital.com/magonia/posts

Ahí desmontan todas esas memeces.

mar dijo...

Si, yo también veo muy acertado tu comentario, Jose.

Bueno, ya lo dicen que el sentido común es el menos común de los sentidos.Y lo que vosotros exponeis es del más elemental sentido común.